cabecera
    20 de diciembre de 2014

por el ERE que afectará a 3.807 trabajadores

Cerca de 6.000 trabajadores de Iberia se vuelven a manifestar en Barajas

Más de 6.000 trabajadores de Iberia, según fuentes policiales, se han concentrado este viernes en la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas para exigir "un plan de futuro", "el fin de la fusión con British Airways" y "el mantenimiento de los puestos de trabajo" en la quinta y jornada de huelga en la compañía, que retomarán en marzo. Los trabajadores, que portaban silbatos, bocinas, tambores y pancartas, reivindicaron el "compromiso" de Iberia para garantizar el futuro de la aerolínea y del empleo que, "da de comer a 20.000 familias".
Miles de trabajadores de Iberia se han vuelto a concentrar hoy en la T4 de Barajas ataviados con sombreros piratas, banderas de España y ataúdes, en la última jornada de huelga convocada para esta semana contra el Plan de Reestructuración de la compañía, que prevé más de 3.800 despidos.

Al mediodía de hoy, 6.000 empleados de Iberia, según las fuerzas de seguridad, y 8.000, según los sindicatos, comenzaron a recorrer el interior de la terminal al grito de "si se puede", "Iberia unida, jamás será vencida" o "esto es una estafa", en una concentración convocada en este quinto día de huelga en todos los aeropuertos españoles.

"Disculpen las molestias, estamos salvando a Iberia" son algunos de los lemas de las pancartas de los manifestantes, cuya concentración dificulta el tránsito de los viajeros por la T4, especialmente si llevan maletas.

La manifestación es controlada por centenares de efectivos policiales, desplegados desde primeras horas de hoy, que mantienen acordonados los mostradores de facturación de Iberia y de su filial en el grupo IAG, British Airways, para evitar que dejen de funcionar, como sucedió en la concentración del pasado lunes.

A diferencia de lo que sucedió el lunes, cuando hubo cargas policiales para impedir que los manifestantes accedieran al interior de la T4, la protesta se desarrolla sin problemas.

"Tenemos la moral muy alta porque la participación del lunes subió mucho los ánimos y la gente sabe que esto es el fin. O luchamos o morimos", explicaron a Efe varios trabajadores mientras expresaban su desconfianza sobre el resultado del papel del Catedrático de Derecho del Trabajo, Gregorio Tudela, que ha sido designado como mediador en el conflicto por el Gobierno.

Algunos empleados creen que el mediador "es un paripé puesto por el Ministerio de Fomento porque sólo le importan los daños de la huelga y no la viabilidad de Iberia", mientras que otros lo calificaban de "notario, que va a tomar nota de lo que suceda en las reuniones para dar parte a la ministra, Ana Pastor".

En este sentido, Antonio Escobar, del sindicato de tripulantes Sitcpla, cree que el mediador servirá para valorar "quien tiene talante negociador y quien quiere imponer sin más".

Escobar, que acudió a la concentración de Barajas tras firmar el papel en el que aceptaban la mediación de Tudela, valoró las 5 jornadas de huelga de esta semana y dijo que "esto no había pasado antes, viene para quedarse".

Por su parte, Miguel Ángel Jimenez, del sindicato de mantenimiento Asetma aseguró que "cualquier mediación es buena", pero recordó que, "en diciembre se llegó a un acuerdo con la mediación del SIMA, que la otra parte no cumplió".

"Ójala nos equivoquemos y esta vez sirva para algo", señaló Jimenez, mientras anunció que "seguiremos luchando e intensificaremos las movilizaciones en la segunda semana de huelga, si se producen".

Los sindicatos han vuelto a cifrar en casi un 100 % en el seguimiento hoy de la huelga, que según Iberia ha provocado la cancelación de 85 vuelos de la compañía y de otros 188 de Iberia Express, Vueling y Air Nostrum, por lo que sólo se operarán 133 a lo largo de la jornada.

La aerolínea aseguró que se cumplen los servicios mínimos y que los vuelos "protegidos" operan con normalidad.

En la T4 de Barajas sigue habiendo viajeros de vuelos cancelados que tratan de conseguir nuevo pasaje y algunos afectados por la supresión de vuelos de Iberia.

Era el caso de Antonio, que aseguró que desde hace años viajaba por trabajo a Johanesburgo en un vuelo directo de Iberia, que "iba a rebosar y ahora lo ha dejado de operar. Me niego ir vía Londres con British".
Compartir en Meneame