cabecera
    24 de noviembre de 2014

se arriesgan a ser multados por romper la disciplina de voto del grupo socialista

El PSC, contra Rubalcaba, votará a favor de la consulta secesionista

El líder del PSC, Pere Navarro, anuncia que los diputados del PSC en el Congreso prevén apoyar la moción sobre el 'derecho a decidir' de Cataluña que han presentado CiU e ICV que se votará el martes tras el Debate sobre el estado de la Nación, y aspiran a convencer también a los diputados del PSOE, para lo cual negociarán con ellos hasta el último momento para votar lo mismo.
Los 14 diputados del PSC en el Congreso votarán mañana a favor de una propuesta de resolución de CiU y otra de ICV que instan al Gobierno a "dialogar" con la Generalitat para la celebración de una consulta soberanista en Cataluña, incluso si el grupo parlamentario del PSOE, al que pertenecen, vota en contra.

Así lo ha anunciado hoy el primer secretario del PSC, Pere Navarro, que ha planteado de este modo y por primera vez en la historia de los dos partidos hermanos que los diputados socialistas catalanes voten diferente de sus compañeros del grupo socialista en el Congreso.

"Si CiU o ICV hubieran presentado esta propuesta en el Parlament habrían tenido nuestro apoyo. (...) CiU está jugando a la ceremonia de la confusión, pero en esta propuesta recoge algo que nosotros hemos dicho de manera reiterada desde las elecciones y por eso la apoyaremos, para ser coherentes", ha esgrimido Navarro, cuyo partido votó en contra de la declaración soberanista en el Parlament en enero, que aprobaron CiU, ERC e ICV-EUiA.

El PSOE aún no ha anunciado el sentido de su voto pero siempre se ha mostrado rotundamente contrario al "derecho a decidir" que defienden los socialistas catalanes, y por tanto a la celebración de una eventual consulta soberanista en Cataluña.

El PSC aspira a convencer en las próximas 24 horas a sus compañeros del PSOE de que voten a favor de las propuesta de resolución de CiU y de ICV-EUiA -en el grupo de la Izquierda Plural- sobre la consulta, pero si no lo logran, votarán a favor igualmente para que en Cataluña, como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores, el resto de partidos no puedan acusarles de "incoherencia" entre lo que defienden en el Parlament y en el Congreso.

Así, los 14 diputados socialistas catalanes, entre los que se encuentra la exministra de Defensa Carme Chacón, se arriesgan mañana a ser multados por romper la disciplina de voto del grupo socialista en el Congreso.

El PSC esgrime que debe votar a favor de esta propuesta sobre la consulta por "coherencia" con su programa electoral, aunque reprocha a los nacionalistas y a los ecosocialistas que en el Congreso han presentado textos que no van tan lejos como el del Parlament, que declaraba a Cataluña un "sujeto político y soberano".

Si el PSC se desmarca mañana del PSOE en estas votaciones, estaría materializando una de sus reclamaciones históricas, y una de las principales de Navarro, que consiste en poder votar diferente en el Congreso cuando no sea posible el acuerdo con el PSOE en asuntos que atañen a Cataluña.

Este compromiso era uno de los puntos clave del nuevo protocolo de relaciones que el PSOE y el PSC negocian desde hace más de un año, cuando Navarro se comprometió a sacar adelante este documento al alcanzar el liderazgo del partido.

No obstante, el documento sigue sin cuajar, sobre todo después de las dos últimas polémicas que han evidenciado las discrepancias entre el PSOE y el PSC en cuanto a dos temas clave: el llamado "derecho a decidir" de los catalanes y el futuro de la monarquía.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, no ha querido opinar hoy sobre el "desmarque" de los catorce diputados del PSC. Valenciano, en rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, ha declinado comentar la decisión.

"Estamos trabajando en eso", ha señalado Valenciano, quien ha añadido que el grupo está en proceso de negociación de todas las resoluciones, las propias y las del resto de grupos. "Tendremos una visión más clara mañana por la mañana", ha asegurado.

Fuentes socialistas han admitido posteriormente que el PSOE tiene "un marrón" con este asunto, ya que su posición oficial es de rechazar el derecho a decidir. Otras fuentes han admitido que "alguna vez tenía que pasar" que el PSOE y el PSC tuvieran algún punto de fricción como ése.
Compartir en Meneame