cabecera
    31 de agosto de 2014

italia

El Partido Democrático y el SEL confirman que no pactarán con Silvio Berlusconi

El Partido Democrático no es partidario de una gran alianza con el ex primer ministro Silvio Berlusconi, según ha advertido la líder de esta formación en el Senado, Anna Finnocchiaro, después de que 'Il Cavaliere' dejara abierta la puerta a esta posibilidad.

"El camino es muy estrecho pero se encontrará una salida", ha defendido Finocchiaro en declaraciones en televisión. "Se ha hablado mucho de un gobierno de amplio espectro, pero excluyo esta hipótesis sobre la base de la experiencia que tenemos tanto con el último Gobierno Berlusconi como el Gobierno de la 'extraña mayoría'", ha añadido, en referencia al respaldo ofrecido por ambas partes al Gobierno tecnócrata de Mario Monti.

La dirigente del PD ha considerado que el resultado de las elecciones demuestra que los italianos quieren "discontinuidad y reformas inmediatas". "El centro-derecha ha bloqueado una reforma constitucional ya acordada, no ha querido reformar la ley electoral y no le agradaría una norma sobre el conflicto de intereses", ha recordado.

La vicepresidenta del partido, Marina Sereni, también ha recalcado que el centro-izquierda "no formará gobierno con quien es responsable del desastre en el que nos encontramos". Según ha dicho, será el líder del partido, Pierluigi Bersani, quien formulará una propuesta de cambio dirigida al Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo, tercera fuerza en ambas cámaras.

Berlusconi ha dejado abierta la puerta a una eventual alianza con Bersani. "Debemos darnos tiempo para reflexionar con gran responsabilidad" dando prioridad al "bien de Italia", ha respondido al ser preguntado sobre esta opción.

'Il Cavaliere' no cree que "en esta situación sea útil" que los italianos voten de nuevo. "Ahora lo que hace falta es reflexionar por el bien de Italia. Cada uno deberá prepararse para hacer algún sacrificio, pero Italia no se merece no ser gobernada", ha subrayado Berlusconi, cuya coalición ha conseguido un resultado mejor del que le auguraban los sondeos y se ha quedado a sólo tres de la mayoría en el Senado.

Así las cosas, está previsto que el líder del Partido Democrático ofrezca una rueda de prensa a las 17:00 horas. Bersani aún no ha hecho declaraciones públicas tras las elecciones, a la espera de que se conozcan también los resultados en las regiones en las que también había elecciones, más allá de un mensaje en Twitter en el que prometió que "gestionaremos los resultados en el interés del país".

El SEL, tampoco
Entretanto, Nichi Vendola, el principal aliado de Bersani, ha apostado por buscar una eventual colaboración con el Movimiento Cinco Estrellas y ha descartado una "alianza falsa" con el primer ministro saliente, Mario Monti.

Vendola, líder de Izquierda Ecología Libertad (SEL), ha subrayado a través de su cuenta de Twitter que aunque "todos nos decían que miráramos a Monti", el primer ministro saliente "es un derrotado". Para Vendola, "no serán suficientes alianzas falsas" tras el complejo resultado electoral.

En opinión del presidente de la región de Apulia, excomunista y homosexual declarado, "Grillo es el verdadero ganador de las elecciones". El movimiento antisistema creado por el cómico ha conseguido ser la fuerza más votada en la Cámara Baja y el segundo partido con más votos en el Senado.

En otras declaraciones recogidas por la RAI, Vendola ha advertido de que "la alianza con Monti crea muertos y heridos en el centro-izquierda y no resuelve ninguno de los problemas a los que debe hacer frente la sociedad italiana".

En cuanto a Berlusconi, ha considerado que "ha sido listísimo, de Oscar". Vendola ha comparado a 'Il Cavaliere' con un "caimán" que "ha esperado el momento justo para volver a morder". "La buena noticia es que no ha ganado", ha agregado.

Otro dirigente del SEL, Gennaro Migliore, también ha descartado la posibilidad de una gran alianza entre centro-izquierda y centro-derecha, así como "la idea genial de unir a las principales fuerzas del país", es decir, "un acuerdo entre Berlusconi, Bersani y Monti" ya que "sería un desastre para la democracia".
Compartir en Meneame