cabecera
    30 de julio de 2014

PP, PSOE, Upyd y Foro votan en contra de la consulta independentista

Los socialistas catalanes consuman la rebelión contra Rubalcaba y votan a favor de la secesión

Tal y como estaba previsto, los catorce parlamentarios del PSC con escaño en el Congreso de los Diputados han votado a favor de que se lleve a cabo la consulta secesionista en Cataluña auspiciada por la Generalidad. De este modo, los diputados rompen la disciplina de voto impuesta por el código interno del PSOE, hecho por el que serán sancionados, según ha confirmado Elena Valenciano.
El Congreso ha rechazado hoy sendas propuestas de resolución de CiU y la Izquierda Plural que reclamaban el respeto al derecho a decidir y pedían diálogo para autorizar la convocatoria de consultas populares y que sí han apoyado todos los diputados del PSC excepto la exministra de Defensa Carme Chacón, "número uno" del PSC por Barcelona, quien no ha participado en la votación.

La iniciativa de CiU ha contado con el apoyo de 60 diputados y ha sido rechazada por otros 275 -del PP, PSOE, UPyD y Foro- mientras que la de la Izquierda Plural ha tenido 59 votos afirmativos, 272 negativos de los mismos grupos y dos abstenciones.

El apoyo de 13 de los representantes del PSC, que se han desmarcado por primera vez del PSOE en una votación en el Congreso, supone según el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "un punto de inflexión importante" en la política catalana.

"Es un hecho diferencial muy grande y muy positivo que el PSC se sume porque así refuerza y amplía muy significativamente la mayoría social necesaria para desarrollar este tipo de procesos", ha dicho Mas en una rueda de prensa tras reunirse con el presidente de Flandes (Bélgica), Kris Peeters, en el Palau de la Generalitat.

El presidente catalán ha restado importancia a que la exministra de Defensa Carme Chacón no secundase la postura de sus compañeros del PSC al esgrimir que, si sólo se desmarca ella, su posición será sólo "una minoría muy minoritaria" dentro de su grupo.

Por su parte, el PSC la ha invitado a una "reflexión serena" sobre las consecuencias "políticas" de su decisión y, en paralelo, la dirección de este partido hará lo mismo en los próximos días.

La exministra ha puesto su escaño a disposición del líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro, y fuentes de su entorno han afirmado que el líder del PSC la ha ratificado en su escaño en una conversación telefónica que han mantenido hoy.

Durante el debate parlamentario, los diputados de CiU Pere Macias y de Iniciativa per Catalunya Laia Ortiz han defendido sendas propuestas de resolución como consecuencia del debate del estado de la nación, sobre las que el PP ha dicho que "podrá hablar" pero que "nunca" negociará el "incumplimiento de la ley".

Ambas iniciativas instaban al Gobierno a negociar la celebración de una consulta en la que los ciudadanos de Cataluña decidan su futuro, pero mientras que CiU pedía que se negociase con el Gobierno de la Generalitat, la de ICV reclamaba un diálogo con las "fuerzas parlamentarias" catalanas.

"No puedo ocultarles que para nosotros es muy importante esta resolución y que creo que todos los diputados que voten a favor van a tener el reconocimiento de la ciudadanía de Cataluña", ha comentado el diputado de CiU antes de la votación.

Los convergentes han votado a favor de la propuesta de la Izquierda Plural y también han apoyado otra en la que ERC ha pedido que se puedan celebrar consultas o referendos vinculantes sin necesidad de que el Gobierno central las autorice previamente.

Durante su turno, la diputada de Iniciativa ha reclamado al PP y al PSOE que apuesten por el "diálogo y la democracia" y que emplacen al Gobierno a negociar con el Parlament, porque "en Cataluña -ha dicho- hay una mayoría en las urnas y las calles que dice basta y que no se quiere quedar como está".

Ortiz ha sostenido que la voluntad de "decidir la relación con alguien se defiende desde la horizontalidad", y ha instado a los partidos mayoritarios a votar de manera que "no nieguen la voluntad de expresarse a Cataluña", al tiempo que ha valorado la postura del PSC.

Durante el turno del PP, el diputado José Antonio Bermúdez de Castro ha defendido que la Constitución Española nació "desde el consenso y con vocación de permanencia" y que en ella se acordó un marco de derechos y libertades de los más avanzados del mundo "con el pueblo español en su conjunto como único sujeto constituyente".

"Sólo les pido que piensen si lo que cada uno propone podría ser también de todos y para todos, porque si no, en vez de avanzar se retrocedería siglos", ha dicho sobre la petición del derecho a decidir el diputado del PP, que ha defendido la unidad de España, la igualdad de derechos y la solidaridad entre territorios.

La única referencia del PSOE a ese asunto durante el debate de las resoluciones la ha hecho su portavoz, Soraya Rodríguez, cuando ha defendido su propuesta para reformar la Constitución, a la que CiU ha dicho que dará su apoyo pese a no estar plenamente de acuerdo.

La portavoz socialista ha asegurado que su formación aspira a reformar el texto constitucional, "no sólo para hablar del título octavo", que recoge la organización territorial del Estado, pero también para eso.

"¿Cómo no vamos a hablar de eso si este país tiene un grave problema y está sometido a una verdadera tensión soberanista por parte de una comunidad autónoma?", se ha preguntado Rodríguez.
Compartir en Meneame