cabecera
    17 de septiembre de 2014

el líder del PSOE deja al PSC sin la dirección de su grupo en el Congreso

Rubalcaba intenta sacar pecho y castiga con la multa más alta a los dirigentes catalanes, incluida Chacón

El PSOE ha sancionado con una multa de 600 euros, la máxima cuantía prevista, a los 14 diputados del PSC que este martes rompieron la disciplina del Grupo Socialista en la votación de las mociones sobre la consulta soberanista catalana, a la vez que ha aceptado la renuncia de su representante en la dirección del grupo parlamentario, José Zaragoza, que pasará a ser diputado 'raso'.

Trece diputados --entre ellos un miembro de la Mesa del Congreso (Teresa Cunillera), el citado representante del partido catalán en la dirección parlamentaria, y varios portavoces de área-- han sido sancionados por apoyar las mociones de CiU e IU-ICV en favor de la consulta, mientras que la exministra Carmen Chacón ha sido multada por no participar en la votación pues, aunque se había desmarcado del PSC, tampoco quiso votar en contra de las resoluciones.

Era una votación especial
Según se informó a Europa Press en fuentes socialistas, las posibles multas estaban en una horquilla de entre 200 y 600 euros y al final se ha decidido aplicar la máxima sanción "por tratarse de una votación de singular importancia".

Pero además, y ante la circunstancia especial de que uno de los que rompieron la disciplina de voto formaba parte de la dirección del Grupo Socialista que fija la posición en los debates, se ha decidido aceptar la renuncia "en coherencia" de José Zaragoza como miembro de la dirección parlamentaria.

El PSOE ha informado de que el propio Zaragoza presentó la renuncia 24 horas después de romper la disciplina la votación, y ha asegurado que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, como presidente del grupo parlamentario, ha aceptado de inmediato esa renuncia.

El puesto del PSC no se cubre
El PSC, como partido hermano en Cataluña, venía ocupando durante los últimos treinta años una plaza fija de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista, puesto que desde 2012 ocupaba José Zaragoza, que últimamente ya había sido objeto de críticas tras verse salpicado por el caso de la agencia de detectives Método 3.

Las citadas fuentes socialistas aseguran que, a partir de ahora, la vacante dejada por Zaragoza en la dirección del Grupo (secretario general adjunto) ya no será cubierta por ningún otro diputado del PSC.

Rubalcaba y el primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro, han mantenido varias conversaciones telefónicas este miércoles para zanjar este episodio de ruptura de la disciplina de voto, el primero en más de tres décadas compartiendo escaños.
Compartir en Meneame