cabecera
    1 de septiembre de 2014

Elecciones presidenciales en Venezuela

Maduro "ungido" en masas y Capriles a distancia formalizan su candidatura

Ungido en un baño de masas como "hijo de Chávez", el presidente Encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, formalizó su candidatura para las elecciones presidenciales del 14 de abril. Un lujo que no pudo permitirse el líder de la oposición, Henrique Capriles, que tuvo que postularse a través de un intermediario, a raíz de la fuerte presencia de radicales que el esperaba en las puertas del Consejo Nacional Electoral.
El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Henrique Capriles, formalizaron sus candidaturas para las elecciones presidenciales del próximo 14 de abril y siguieron con su fuerte cruce de palabras con el fallecido gobernante, Hugo Chávez, como argumento central.

Acompañado por miles de seguidores, Maduro se postuló ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) "en nombre del comandante Hugo Chávez" y prometiendo cumplir el "Programa de la Patria" que el fallecido presidente presentó en los comicios de octubre pasado, mientras Capriles reclamó que dejen "tranquilo" al gobernante.

"Aquí vengo a cumplir su orden con el amor más grande que él cultivó en nuestro corazón. No soy Chávez, pero soy su hijo", dijo Maduro ante las autoridades del CNE, a cuya sede llegó al volante de un autobús recordando su pasado humilde como chófer.

Momentos más tarde y arropado por los miembros del Ejecutivo y las principales figuras del partido de Gobierno, Maduro pronunció ante una multitud un emotivo discurso de casi dos horas en el que prometió, entre otros aspectos, mantener los programas sociales de Chávez y combatir las altas tasas de violencia en el país.

"Puedo decir aquí, con su permiso comandante, que logré descifrar el alma de Hugo Chávez el hombre, al que logré conocer desde cerca y desde adentro. Yo puedo decirles cómo sentía, cómo pensaba, qué quería para su pueblo, cómo sufría por los humildes", indicó Maduro.

PIE DE FOTO


Asimismo, se puso como meta la aspiración electoral que el presidente, fallecido el pasado 5 de marzo por un cáncer, no logró hacer realidad: "¡Diez millones (de votos) por el buche!".

"¿Podremos cumplir, ahora sí, la meta de los diez millones?", preguntó Maduro a sus seguidores tras admitir que "hay cosas que están mal todavía" en el país y prometiendo atacar problemas tales como la mala dotación hospitalaria y la inseguridad ciudadana con "mano extendida y apretando el puño" si no es retribuido.

Casi dos horas y media después del cierre oficial del CNE, un representante del equipo de Henrique Capriles formalizó la candidatura del líder opositor luego de que se le hubiera concedido una "prórroga de cortesía" ante la aglomeración producida cerca de la sede del órgano electoral por el acto político de Maduro.

Capriles ofreció posteriormente una rueda de prensa en la que dio detalles de su candidatura y volvió a criticar que el Gobierno use la muerte de Chávez para hacer campaña e insistió en denunciar sus "mentiras".

Sin embargo, precisó que rectificaba si alguien se había sentido ofendido por sus palabras de ayer, en las que se preguntó cuándo habría muerto realmente el presidente, poniendo en duda si habría sido el pasado día 5 en la tarde, tal y como lo informó Maduro.

PIE DE FOTO


"Si hay alguna palabra que yo haya dicho que ofende a la familia del presidente o que ofende al presidente, si hay una palabra, yo públicamente me retracto", dijo Capriles ante la advertencia que el domingo hizo Maduro sobre una posible acción judicial de la familia Chávez para defender el honor del "comandante". "Esta campaña es Nicolás y yo, dejen al presidente tranquilo", le lanzó Capriles.

"Y le quiero recordar: van dos vicepresidentes. Este se coleó allí como presidente, un artificio, nadie le eligió (...) como dicen por ahí, a la tercera va la vencida", añadió Capriles, que derrotó en Miranda (centro) al exvicepresidente Diosdado Cabello en 2008 y al exvicepresidente y ahora canciller, Elías Jaua, en diciembre.

"Yo creo que Jaua hubiese sido mejor candidato que Nicolás", afirmó Capriles tras haber recomendado a Maduro que "aprenda a leer el telepromter".

"Por eso Nicolás no es Chávez", apuntó Capriles que calificó a su principal contrincante como el "portavoz de la mentira" y lo señaló de tener ya "100 días desgobernando a Venezuela".

Al indicar que se separaba temporalmente de su cargo de gobernador para la contienda, Capriles adelantó que durante esta campaña va a visitar "todos los estados del país" igual que lo hizo en octubre, cuando dio tres vueltas a Venezuela, aunque se quejó de la lucha "desigual" para estos comicios.

Un total de ocho candidatos formalizaron su candidatura ante el CNE para las elecciones presidenciales, que tendrán una breve campaña oficial de nueve días (del día 2 al 11 de abril).

Una panadera, un evangélico y un sindicalista, los otros candidatos

Además de las candidaturas de Maduro y Capriles el CNE también recibió las postulaciones del evangélico Eusebio Méndez, la sindicalista Reina Sequera y la panadera María Bolívar, quienes también aspiran con hacerse con el despacho de Miraflores en estos atípicos comicios del 14 de abril.

El primero en inscribirse fue Méndez, un pastor cristiano del partido Nueva Visión para mi País (NUVIPA), y después del presidente encargado, Nicolás Maduro, lo hizo la sindicalista Reina Sequera, del partido Poder Laboral (PL), detalló el CNE en su página web.

También se postularon María Bolívar, propietaria de la panadería "Mayami" de la ciudad de Maracaibo (noroeste), y el opositor Capriles.

Además presentaron su candidatura Hermes Tabarquina, del partido Juventud Organizada de Venezuela (Joven); Gonzalo Contreras, a nombre de Cambio Pana; y Julio Mora, del partido Udemo, indicó el CNE en un comunicado y confirmó que recibió la "postulación de ocho candidatos y candidatas" para la Presidencia.

El CNE estableció que los aspirantes podrían postular su candidatura a partir del domingo a las 08.00 hora local (12.30 GMT) y hasta este lunes a las 14.30 (19.00 GMT).

Sequera, Bolívar y Capriles ya participaron en los comicios presidenciales que el 7 de octubre pasado fueron ganados por el entonces presidente, Hugo Chávez, cuyo fallecimiento la semana pasada obligó al CNE a llamar a las nuevas elecciones.

Chávez, con 8,1 millones de votos, y Capriles, con 6,6 millones, captaron hace cinco meses el 99,38 % de los votos. En tanto que Sequera, Bolívar y otros dos candidatos de esa elección que ahora no repitieron, el evangélico Luis Reyes y el sindicalista Orlando Chirinos, sumaron unidos menos de 100.000 votos, poco más de medio punto porcentual.
Compartir en Meneame