www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

según The Times, Fritzl fue condenado por abusos sexuales

Unas fotos del secuestrador de Amstetten en Tailandia abren otro interrogante

Los últimos datos sobre el caso de abusos e incesto de Elisabeth Fritzl, en cautiverio durante 24 años en la ciudad austríaca de Amstetten, no dejan de sucederse. Aunque la policia austriaca insiste en que el caso de Josef Fritzl está aclarado, sigue habiendo un sin fin de interrogantes que aún siguen ocasionando quebraderos de cabeza a las autoridades.

Lo último que se conoce es que Fritzl pasó en 1998 unas vacaciones en Tailandia, el paraíso para cualquier turista sexual. Entonces, ¿quién cuidó de la hija y los hijos-nietos enfue condenado por abusos sexuales, el sótano cuando el "carcelero"se marchó de vacaciones?

Cabe pensar que su esposa Rosemarie podría saber algo más del tétrico asunto y muchos psicológos no descartan la posiblidad de que la esposa sospechara algo pero por temor a su marido, que al parecer era muy autoritario, prefirió ignorar todo de la doble vida que llevó durante 24 años el acusado.

Además, según informa el diario británico The Times, Fritzl fue condenado por abusos sexuales, que añade que el jubilado, de 73 años, también fue condenado por un incendio provocado y que habría pasado un tiempo que no se ha especificado en prisión a finales de los años 60.

Por su parte, el diario sensacionalista vienés "Kronenzeitung" ha afirmado este martes que el acusado tenía antecedentes penales por acoso sexual a un mujer (no emparentada con él), por lo que habría estado en la cárcel. Las autoridades rechazan confirmar estas informaciones alegando que los posibles delitos ya han prescrito. El rotativo vienés incluso publica una foto de Fritzl supuestamente tomada en 1982 durante un proceso judicial en un tribunal austriaco.


Comienza la tortura
El secuestro comenzó en 1977, según las primeras versiones oficiales. En aquel año su padre, Josef Fritzl, abusó sexualmente de Elisabeth por primera vez cuando ésta tenía once años.

Desde aquel entonces, un calvario de torturas físicas y psíquicas han consternado a la opinión pública austríaca e internacional. Según la confesión del acusado, uno de los bebés, que murió en 1996 poco después de nacer, fue quemado por Fritzl en la caldera de la calefacción de la casa.

Además, tres de los hijos nacidos del incesto (de entre 10 y 15 años) fueron traslados por Fritzl a la casa familiar e integrados como si fueran nietos y luego hijos adoptivos, mientras que los otros tres (de 5, 18 y 19 años) permanecieron toda su vida bajo tierra, hasta ser liberados hace pocos días.

La versión que Fritzl sostuvo ante su esposa y el resto de la familia fue que Elisabeth desapareció para adherirse a una secta en un lugar desconocido, donde habría tenido varios hijos, algunos de los cuales los dejó delante de la puerta de la casa de sus padres.

Los vecinos no pueden contener la rabia
Ahora la mayoría de los vecinos de Amstetten, ciudad ubicada a 130 kilómetros al oeste de Viena donde hasta ahora residía la familia Fritzl, viven con consternación y asombro los detalles del macabro secuestro. Muchos no pueden contener la rabia: ¿Cómo es posible que un hombre confiese haber engañado durante 24 años a toda su familia sobre dónde se encontraba su hija?, se preguntan ciudadanos y autoridades.

"Siempre supimos que la hija estaba en una secta y que dejaba a sus hijos con sus padres, lo que a mucha gente le pareció admirable por parte de los abuelos", reconoció una vecina.




El calabozo tenía apenas unos 60 metros cuadrados, con cuatro habitaciones de techos de apenas 1,7 metros de altura, en donde Fritzl instaló un baño, una ducha y también un televisor, lo que permitió a sus moradores cierto contacto con el mundo exterior.

“¿Cómo es posible que nadie haya escuchado o visto nada durante 24 años?”, publica el diario Ver Standard refiriéndose a los acontecimientos de Amstettem. “¿Cómo pudo Fritzl mantener engañado a familia, amigos, vecinos exitosamente 24 años? “La nación entera debe preguntarse que es lo que va mal”, incluye este diario austríaco.



Según recoge la cadena norteamericana CNN, varios vecinos coinciden en afirmar que el torturador era una persona afable y simpática. Franz Redl, habitante del pueblo del crimen y propietario de una tienda ubicada en la calle en la que viven los Fritzl, señala que “el sospechoso era un vecino muy cordial y por ello increíble enterarse de las atrocidades que cometió”.

Por otra parte, una mujer identificada como Gabriele H ha declarado al diario Kurier “Fritzl era un abuelo dedicado a sus nietos en cuerpo y alma”, ya que éstos habrían sido abandonados por su madre según aseguró el presunto asesino.

Aún quedan incógnitas por destapar
La macabra historia salió a la luz cuando la mayor de los hijos encerrados, Kerstin, de 19 años, tuvo que ser hospitalizada por sufrir una grave enfermedad, que los médicos atribuyen a una degeneración genética típica de un incesto. Tras ser internada en un hospital local, Fritzl liberó a los otros dos hijos que todavía permanecían encerrados y le explicó a su mujer que Elisabeth, la hija desaparecida, había vuelto finalmente y que esos hijos eran producto de sus relaciones mantenidas en una secta.

Ahora quedan aún cabos por atar, ¿La señora Fritzl no sospechaba nada? ¿Por qué nunca bajaba al sótano, lo tenía prohibido? ¿No se oían los gritos de las palizas y de los partos, los llantos de los niños? Intriga también cómo este hombre pudo abastecer todo el tiempo a sus prisioneros.



La sociedad austriaca se pregunta, como muchos vecinos, cómo este horror fue posible en un país civilizado.

Segundo caso de rapto en menos de dos años
El caso ha causado un gran revuelo mediático, con periodistas llegados a Amstetten de todo el mundo para informar sobre este suceso, que se produce en menos de dos años después de la liberación de Natascha Kampusch, otra joven austríaca que estuvo encerrada por su captor durante ocho años en un sótano cerca de Viena.

La propia Kampusch, que se ha convertido en Austria en un personaje público, ha anunciado su intención de ayudar a la víctimas de este suceso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.