cabecera
    25 de octubre de 2014

tras la muerte de más de 800 personas

El Gobierno de Bangladesh ordena el cierre de 18 fábricas textiles

Las autoridades han elevado por encima de 800 el número de cuerpos recuperados de entre los escombros del Rana Plaza, el edificio con talleres textiles que se derrumbó el pasado 24 de abril en la localidad bangladeshí de Savar, cerca de la capital, Dacca.
El Gobierno de Bangladesh anunció hoy que ha cerrado 18 fábricas textiles del país por no cumplir los requisitos de seguridad desde el derrumbe a finales de abril de un complejo de talleres que ha causado más de 800 muertos.

"El Gobierno ha cerrado 18 fábricas (textiles), 16 en Dacca y dos en Chittagong -la segunda ciudad más importante del país-", afirmó en una rueda de prensa el ministro bangladeshí de Textil y Yute, Abdul Latif Siddiqui, según recoge el medio local Daily Prime News.

El ministro aseguró que no desean "otra derrota para la humanidad" así que se han tomado en serio "la seguridad de los trabajadores en sus lugares de trabajo siguiendo las directivas del presidente del Gobierno".

El desencadenante de este medida ha sido la tragedia vivida en Savar, una localidad próxima a la capital Dacca, donde el pasado 24 de abril un edificio que albergaba cinco talleres textiles se desplomó causando hasta el momento 803 muertos y 2.437 heridos.

La catástrofe ha conmocionado a Bangladesh y puesto de manifiesto las malas condiciones laborales y de seguridad que sufren los trabajadores de fábricas textiles en el país asiático que abastecen a multinacionales occidentales.

La industria textil representa el 78 % de las exportaciones de Bangladesh, unos 19.000 millones de dólares, según los últimos datos oficiales.

El sector cuenta con 5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores, la mayoría de ellos mujeres.
Compartir en Meneame