www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

España se desploma en libertad económica

España se desploma en libertad económica
Ampliar
(Foto: Efe)
Cae por debajo de la media europea. Por José Carlos Rodríguez

Hong Kong vuelve a ser la economía más libre del mundo, con Singapur llevándose la medalla de plata. Es una de las conclusiones del Índice 2017 de Libertad Económica que presenta la Heritage Foundation. Sólo hay otras tres economías que el informe considera libres, y son las de Nueva Zelanda, Suiza y Australia.

Para completar la lista de las diez primeras nos tenemos que ir a Estonia, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Irlanda y Chile. Los Estados Unidos, que hace años simbolizaban la libertad económica, caen al número 17 de la lista, por debajo de Lituania.

En Europa hay sólo un país libre, desde el punto de vista económico, que es Suíza. Le siguen 18 países que caen a la categoría de “mayormente libres”, encabezados por Estonia, Irlanda, Reino Unido, Georgia o Luxemburgo. Y después se descuelgan 17 países que están en el grupo de los mediocres, los “moderadamente libres”.

Ahí está España, y no en una posición de las más altas. De hecho, ocupamos el puesto 31 del continente. En este grupo están también Francia, Italia o Portugal. Grecia está entre las economías con represión económica, y a Ucrania la considera una economía no libre.

El índice mide numerosos conceptos que están detrás del, por lo demás, difícilmente conmensurable concepto de libertad económica. Esto incluye la seguridad de los derechos de propiedad, el nivel de gasto público e impuestos, la regulación, la salud de la moneda o la libertad de comercio.

El índice se mide en un grado del uno al 100. En el mundo ha ido progresando desde los 57,6 puntos de 1995 a los 60,9 de 2017. Por lo que se refiere a España, nuestro país dio un salto en libertad económica con José María Aznar. El índice de 1997, que se elaboró con los datos del año anterior, España tenía una puntuación de 59,6 y ocho años más tarde era de 67,7. Con José Luis Rodríguez Zapatero, la puntuación de España siguió mejorando, pero ya de forma menos importante. En 2011 (datos de 2010) alcanó los 70,2 puntos, pero al año siguiente cayó a 69,1.

Esta es la herencia que recibió Mariano Rajoy. Durante su primer mandato la libertad económica ha sufrido por el aumento de impuestos. De hecho, en este apartado, en el índice de 2012 (último de Zapatero) estábamos con 61,3 puntos, y caímos a 53,1 en 2015. El Gobierno de Rajoy confió el ajuste al aumento de impuestos. En los dos últimos años ha relajado el grillete fiscal, y España ha vuelto a los 62,5 puntos, 15 por debajo de la media mundial.

Pero es en el último año cuando se desploma la libertad económica en España. Pasamos de 68,5 puntos a 63,6. Es la primera vez que España queda por debajo de la media europea desde la llegada de José María Aznar al poder.

El capítulo que más explica el desplome en la libertad económica en España es la libertad de empresa, que de 76,0 puntos en 2016 pasa a 66,9. También cae la integridad del gobierno, por el efecto de la corrupción. Sin embargo, mejora la libertad en el ámbito laboral, algo que ha coincidido con la franca recuperación del mercado, ya que en 2016 (los datos se refieren a ese año), el número de ocupados creció en 413.900 personas, según la EPA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.