www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Aguirre, muchas ranas y muchos sapos que tragar

Siempre hemos visto a la lideresa del PP como una mujer fuerte de carácter. Se podría decir, incluso, que siempre parecía –a ver cómo lo digo para que no parezca ofensivo porque no es mi intención­– un poco 'chula', en el sentido estrictamente castizo de la palabra. No era sino fruto de una seguridad en sí misma y en el resultado de su trabajo, que le ha proporcionado una exitosa vida política llena de éxitos en cargos de responsabilidad.

Pero esta semana ha sido muy dura para Esperanza Aguirre. Ha tenido que comparecer como testigo en el caso Gürtel, donde ha reconocido que la engañaron, y, a la vez, responder ante los medios de comunicación tras la detención de su número dos tanto tiempo y persona de confianza Ignacio González.

Es entonces cuando no la hemos visto tan fuerte. Aguirre casi se derrumbaba ante las cámaras y micrófonos y pocas veces recordarán que se haya emocionado, hasta casi llorar: "Si es culpable, para mí, que he puesto mi confianza en él durante tantos años, es un palo verdaderamente muy, muy relevante".

Al final, como sucede siempre cuando se habla de política, dependerá del partido con que se mire para escuchar qué es lo que debe hacer ahora: ¿seguir adelante o dimitir? El problema en estos momentos es que hasta los de su propia acera empiezan a dejar de tener fe en ella. ¿Permitirán en el PP que se postule nuevamente como candidata a la Alcaldía de Madrid?

Viendo el ojo que ha tenido la expresidenta del PP madrileño para elegir a sus colaboradores, lo que no se explica es que tenga ganas de continuar. Primero fue Alberto López Viejo, después Francisco Granados y ahora, veremos cómo acaba, Ignacio González. Todavía faltan las sentencias. No hay que adelantarse a los jueces, pero lo que es innegable es que le están apareciendo ya demasiadas ranas que le están obligando a tragarse muchos sapos.

El partido en Madrid es un avispero y, aunque como ella misma ha dicho nadie le ha podido acusar "jamás de haber hecho alguna cuestión incorrecta", debe tener mucho cuidado para no recibir más picotazos. Aguirre se ha jactado de haber sido ella la que destapó la trama Gürtel, pero la sombra –y la sospecha– de la financiación irregular sobrevuela la sede del partido en la comunidad.

¿Cuánto tardará el juez Eloy Velasco en poner a Aguirre en los papeles? Hay quien dice que solo es cuestión de tiempo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.