cabecera
    26 de octubre de 2014

reseña

Nigel Lawson: Una mirada fría al calentamiento global

La editorial Gota a gota nos ofrece esta “llamada a la razón” de la mano de Nigel Lawson, ministro de Energía y Economía durante el gobierno de Margaret Thatcher. Frente a un panorama de opinión dominado por la seguridad en torno a la realidad del cambio climático, la mirada escéptica de Lawson propone observar con cuidado los argumentos a favor, buscando los disensos que le hacen apartarse de una postura categórica y definitiva. El cambio climático aparece como un problema complejo que, lejos de la unanimidad, da lugar a diferentes respuestas por las distintas disciplinas que se ocupan de él, la ciencia climatológica, la economía o las políticas públicas.
La editorial Gota a gota nos ofrece esta “llamada a la razón” de la mano de Nigel Lawson, ministro de Energía y Economía durante el gobierno de Margaret Thatcher. Frente a un panorama de opinión dominado por la seguridad en torno a la realidad del cambio climático, la mirada escéptica de Lawson propone observar con cuidado los argumentos a favor, buscando los disensos que le hacen apartarse de una postura categórica y definitiva. El cambio climático aparece como un problema complejo que, lejos de la unanimidad, da lugar a diferentes respuestas por las distintas disciplinas que se ocupan de él, la ciencia climatológica, la economía o las políticas públicas.

Opuesto a la certidumbre climatológica, Lawson postula la pluralidad de visiones y resultados, argumentando la incapacidad de la investigación científica para tomar conclusiones en torno a este problema. Sus posturas quedan justificadas por los datos que refutan los modelos climáticos, que no han conseguido predecir con exactitud el comportamiento del clima en lo que llevamos de siglo. La no existencia de una relación directamente proporcional entre aumento de emisiones de dióxido de carbono y el incremento de la temperatura a nivel global, que lo hace de manera irregular, es una de las razones que añaden incertidumbre a la verdad científica sobre el clima.

Las posturas políticas, lejos de estar fundamentadas en un conocimiento científico cierto, “parecen” moverse por las “creencias” de los científicos. Esto no quiere decir que las conclusiones y razonamientos de algunos de sus estudios, como el Informe Stern, no sean meritorios, importantes y necesarios, pero se encuentran lejos de resolver completamente un escenario tan complejo como el que plantea la climatología y el cambio climático en general.

La mirada de Lawson trata de dar a conocer las hipótesis que disienten de los modelos establecidos, modelos que a su vez son “hipótesis” que no han alcanzado el estatuto de “tesis”, proponiendo un escenario abierto que solamente sin ideología puede afrontarse con claridad.

Por Joaquín Fernández Mateo
Compartir en Meneame