www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

médico especializado en Medicina Deportiva

Juan Carlos Segovia: “El deporte es una de las mejores medicinas que existen”

Juan Carlos Segovia, uno de los más prestigiosos médicos especializados en Medicina Deportiva, profesor de la Escuela de Medicina de la Complutense y autor de numerosas publicaciones apunta en una entrevista para El IMPARCIAL que el deporte es una de las medicinas más eficaces que existen.
Desde el punto de vista médico, ¿qué recomendaría a la gente que vaya a practicar deporte?
Primero que se realicen un reconocimiento médico, sobre todo a partir de una determinada edad, de los 30 años. Controlar la nutrición, que se coma bien, que se ingieran todo tipo de alimentos, llevar ropa adecuada tanto en invierno como en verano. Hay que protegerse cuando estamos corriendo en las horas de sol, para evitar la excesiva proyección solar. Estar bien hidratado, ya que dependiendo de las horas a las que entrenemos, vamos a sufrir una mayor o menor pérdida de líquido con posibilidad de un golpe de calor o una congelación, en un momento dado. En invierno, hay que correr en las horas intermedias del día y, en el verano, durante las primeras y últimas horas del día. Utilizar un calzado adecuado es importante, y, si puede ser el ir acompañado de la consulta de un profesional que nos oriente, aunque a lo mejor no está al alcance económico de todo el mundo, mejor. Hay muchos sitios municipales, autonómicos o en centros escolares que pueden darle unas pautas para ir empezando y con períodos de control.

¿Cuáles son las lesiones más habituales en los deportistas.
Hay mucha variedad en cuanto al deporte, en cuanto al nivel, a la situación meteorológica, deportes de contacto o no. Hay deportes en los que utilizan utensilios como una bicicleta, una raqueta, un coche o un caballo. Hay diferencias en las lesiones si son principiantes o si son avanzadas. Las principiantes suelen ser lesiones menos graves y las avanzados más graves, por el riesgo que acometen. En los debutantes suelen ser lesiones menos graves, en cambio, en las muy avanzadas cometen unos riesgos muy grandes, y pueden ser lesiones incluso mortales, como a veces ocurre. También depende si son hombre o mujer. Hay lesiones que son más frecuentes en la mujer que en el hombre, también en la mujer varía mucho las lesiones dependiendo de en qué momento del ciclo se encuentren. También importa las precauciones que se tomen. Hoy en día, vemos que en el ciclismo es obligatorio el uso del casco. Si echamos la vista atrás 10 o 15 años, era raro ver a un ciclista con casco. En el esquí, no solamente en el de competición, si no en el recreacional cada vez se pone el casco más. De hecho, es raro ver ahora un niño que no lo utilice en una pista. En la bicicleta recreacional, lo mismo, en el patinaje, se está tomando conciencia, en el caballo con la utilización de casco y chaleco o llevar guantes. El llevar incluso las gafas. Un simple mosquito nos puede hacer que cerremos los ojos y perder el control.

La variabilidad es enorme, pero también luego están los terrenos de juego. Dependiendo de los terrenos se van a favorecer o no un tipo de lesión. En lo material, hay que revisar que las zapatillas estén bien, que tenga la adherencia suficiente, si desgastamos más de un lado que de otro y si los materiales son los adecuados para cada deportista. Hay que llevar el material ajustado a nuestras prestaciones.

¿Cómo es posible que un futbolista pueda jugar un partido de fútbol después de un esguince cuando una persona sedentaria tarde más de un mes con escayola?
Todo depende de qué tipo de esguince. Es una lesión ligamentosa y hay varios grados. Si se produce un grado III, que es rotura total, evidentemente uno u otro se va a curar enseguida. Lo que sí es verdad es que las pautas cuando tienen un esguince de grado I, que es una simple distensión, como ya conocen las fases, pues se pone frío y acuden a su fisio, después de diagnosticarlo a través de una ecografía, si no hay lesión de rotura fibrilar o ligamentosa, el fisio puede meter los dedos, con lo cual puede reducir el esguince. En cambio, en una persona normal, se pone un vendaje y se recomienda reposo para que remita. También ayuda la musculatura de un deportista, que es mucho más potente, facilitando que se recupere mejor.

Cuénteme curiosidades del mundo del deporte y de la medicina.
Hay muchas. Pensamos que los deportistas profesionales hacen las cosas bien. Te llama la atención que un deportista profesional fume. Que haya personas que en toda su carrera deportiva se hayan hecho una sola prueba de esfuerzo. A veces, el desconocimiento por parte de entrenadores, no voy a decir nombres, que siguen con métodos arcaicos por presiones de diferentes medios, y otros porque piensan que hay que realizarse las pruebas médicas cuando ya estás entrenado. Gente que nunca ha hecho deporte y hacen determinadas burradas incluso en deportes aficionados, gente que se droga o se dopa por estar mejor. Eso es una cosa que hay que irradicar.

La medicina del deporte, ¿en qué consiste?
La medicina del deporte es una especialidad que viene de hace tiempo, la última hornada empieza en el año 87, y es una especialidad que trata todo aquella medicina relacionada con el ejercicio. El ejercicio como prevención de lesiones deportivas, el ejercicio como terapia para determinadas enfermedades. Aquí valoramos toda la repercusión del ejercicio con la vida cotidiana o con las enfermedades y valoramos, desde el paciente que tiene una enfermedad, que está muy enfermo y que haya que valorarle desde el punto de vista funcional, qué esfuerzo hace, hasta también el deportista de élite. Todo el espectro de población de un lado al otro, lo valoramos. El deportista de élite para mejorar su rendimiento a base, para que no se lesione y mejorar su rendimiento deportiv, a través de unas pautas evidentemente legales. En el colectivo de gente que trabaja y que, a partir de una determinada hora, sale y realiza deporte, con dos o tres horas a la semana. Y por fin aquellos que tienen patologías.

¿Por qué se ha creado esta especialidad?
Se crea precisamente por esa carencia de la especialidad. Hay un precedente. Desde antaño se hablaba del ejercicio físico como fuente de salud, incluso en el siglo XVI, un médico que nació en Lepe, Cristóbal Méndez, hablaba de la relación del ejercicio con la medicina. De hecho, hay un libro sobre esa teoría. A raíz del año 87 se crea la especialidad. El profesor Legido comienza con la Comisión Nacional, se inicia con ello la especialidad con mucho esfuerzo, porque existe una demanda. Es decir, quién se podría ocupar de toda esa valoración funcional, de todos esos rendimientos de élite, de la gente de la calle que hace deporte y que no sabe cómo hacerlo, de las valoraciones funcionales a terapias como es la diabetes, el asma, el cáncer, las depresiones, la obesidad, la hipercolesterolemia, las cardiopatías, etc. Todas tienen una incidencia con el ejercicio. De hecho, la OMS define el sedentarismo como una enfermedad, por lo que hay que hacer es ejercicio.

¿Cuál es el futuro?
Ahora mismo, en breve, parece ser que va a ser una especialidad hospitalaria, porque hay una ley que dice que todas las especialidades médicas tienen que ser hospitalarias. Se prevé que de los años de especialización, el primer o segundo año va a ser en régimen hospitalario, y luego los dos años siguientes, a nivel de Escuela Profesional, pero con un régimen de residentes como las demás especialidades. Es decir, con el sistema dual de docente-asistencial. ¿Qué ocurre? Pues, ahora mismo, hay hospitales, incluso en el extranjero, donde la gente dice "yo necesito hacer ejercicio" porque le han operado del corazón, ha recibido un órgano, tiene asma de esfuerzo, tiene problemas de articulares, lesiones musculares, etc. que necesitan un ejercicio específico. El equipo constaría de rehabilitadores, pero va a ver también licenciados en preparación física. Hay hospitales en Galicia, Cataluña, incluso en Madrid, donde ya hay licenciados en Educación Física, dirigidos por un Médico deportivo, y son los que planifican esa actividad física para prescribir el ejercicio como una pauta de tratamiento más barata, porque no tiene coste, salvo el esfuerzo del propio paciente, que a veces intenta suplirlo con pastillas.

¿Cuál es el papel de la Escuela de Medicina del deporte?
Tiene un papel docente fundamentalmente. Realizamos una actividad docente, hay otras escuelas en España, pero la principal es quizá la de Madrid. Luego existe una actividad asistencial, dentro de que la medicina no sea sólo teoría sino también es práctica, con la cual damos un servicio no sólo a la Complutense, a las que es totalmente gratuito, y a personas que no pertenezcan a la Universidad por un precio razonable. Luego existe una actividad investigadora. Realizamos distintos tipos de investigación, como puedan ser estudios con maratonianos, con la Universidad Autónoma; también una línea de investigación con el asma de esfuerzo, con el síndrome de fatiga crónica, etc. Es decir, tenemos esas tres áreas fundamentales: docente, asistencial e investigadora.

A la escuela de Medicina del deporte han venido hasta toreros para hacerse reconocimientos médicos porque el torero también tiene que tener una forma física. Aquí estamos abiertos a que la gente venga, desde personas que tienen que hacer ejercicio por prescripción médica hasta gente de élite. También valoramos la pisada, la valoración de la fuerza. Por el hecho de ver cómo pisa la gente pueden salir problemas de espalda, que se corrigen a través de valorar una buena pisada. En realidad, aquellas patologías que tengan relación con la actividad física o que ésta sea parte de la terapia de recuperación. Somos uno de los centros más punteros en España con respecto a la valoración funcional de la medicina deportiva.

Hábleme del síndrome de la fatiga crónica.
Es un síndrome deficitario para las personas que lo padecen. Produce lo que dice la propia palabra, fatiga crónica. Es muy limitante en la actividad y no tiene otro tipo de patologías. En ocasiones, tiene asociado algún tipo de patología como puede ser la fibromialgia o también existe una teoría viral. No hay un cien por cien de conocimiento para saber qué es lo que produce esta enfermedad sin patología cardíaca, sin patología respiratoria, muscular, etc. que explique esa fatiga. A muchos enfermos les impide trabajar o realizar una vida cotidiana, hasta el punto, en casos extremos, el ejercicio que supone ir a buscar el periódico es una actividad tremendamente extenuante para ellos. Por eso, también hay que incidir en un paréntesis en la palabra ejercicio porque, cuando se presenta un informe diciendo que tiene usted que hacer ejercicio, los pacientes lo interpretan como correr una maratón y el significado que tiene es realizar una actividad física con una intensidad variable. El maratoniano se tira luego una semana descansando y se recupera mientras que la persona que tiene el síndrome de fatiga crónica, todos los días tiene “su maratón”, porque todos los días va a por el pan, a por el periódico, etc. Por lo tanto, les limita la capacidad cotidiana, no pueden pensar con tanta agilidad, con lo cual se vuelven más torpes, en algunos casos, para determinados trabajos, no les permite ejercer y hay que acomodarles en otros trabajos o darles la baja para el trabajo.

Aquí les valoramos desde el punto de vista funcional, a base de unos test de esfuerzo, unas pruebas médicas que nos permiten colaborar en el diagnóstico y ayudar en el tratamiento de este colectivo.

Cuál es la prescripción de ejercicios que sirvan como terapia?
En este caso, con la prueba de esfuerzo les valoramos qué nivel tienen de esfuerzo, si tienen o no fatiga crónica, qué nivel de fatiga crónica, y nos permite cuantificar y cualificar el tipo de trabajo muscular y el trabajo cardiovascular que tienen que hacer y a qué intensidad. A una intensidad de ejercicio que para esa persona sea la que sea. Eso no quiere decir que puedan ir a trabajar o que puedan correr. Hay personas que se recuperan y otras no. Además la fatiga se va juntando con un desentrenamiento. Lo que hay que intentar, por lo menos, es que no avance la enfermedad.

¿A qué tipo de personas van dirigidos estos reconocimientos deportivos?
A toda la población. Departamentos de hospitales que nos solicitan para personas enfermas de cáncer, cardiopatías, obesidad, diabéticos, asmáticos, problemas de columna, de pisada, dolores musculares, etc. A gente presuntamente sana y que quiere hacer ejercicio y quiere conocer hasta qué nivel lo hacen bien, incluso para saber si puede hacer un determinado ejercicio. Desde el deporte recreacional, hasta deporte de nivel sin llegar a ser competitivo hasta llegar al deporte de élite.

Muerte súbita, ¿por qué ocurre este fenómeno en los deportistas?
Hay dos situaciones fundamentales. Una, que tengan una cardiopatía congénita y no lo sepan y se lancen a correr. Y, en segundo lugar, que se produzca la enfermedad a una determinada edad. Normalmente las maratones tienen unas normativas, como que tienen que tener unos puestos de avituallamiento cada x tiempo, lo mismo que se entrena para correr también hay que entrenarse para beber. Con cualquier enfermedad que se desconozca, encima con una actividad tan intensa como es una maratón, va a haber un riesgo grande. Durante la prueba se pierde líquido, por lo tanto, una de las cosas que puede pasar es que la sangre se vuelve espesa, y a lo mejor durante la carrera no pasa nada, porque la frecuencia cardíaca está mandando mucha sangre, pero cuando nos paramos, esa sangre cuesta mucho moverla, como un colapso de tráfico, y puede producirse una parada cardíaca.

También un fallo en un vaso (arteria o vena) que se rompe en un momento dado. Afortunadamente, no hay tantas muertes teniendo en cuenta todas las burradas que se hacen. Aunque sí que es verdad que últimamente hemos visto más este fenómeno, pero porque también es más la gente que corre y no todos se hacen un control médico. Con un control rutinario es suficiente. No es lógico que la gente se ponga a correr sin una preparación previa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.