cabecera
    21 de septiembre de 2014

Life on Gliese 581g

Desde el telescopio Keck en Hawai, un equipo de la Universidad de Santa Cruz de California y de la Fundación Carnegie de Washington ha dado con un nuevo planeta que gira en torno a una estrella enana roja conocida como Gliese 581, con lo cual han convenido en llamarle Gliese 581g.

Lo cierto es que tanto da como se llame, como tanto da que esté a 20 años luz de distancia de la Tierra: en la constelación de Libra, concretamente. Tanto da, que dice una amiguita gallega de mis hijas cuando le preguntan si quiere el bocata de queso o de nocilla para acabar dando, algo más, el de nocilla. Pero en nuestro caso, el del planeta nuevo, tanto da. Puestos en años luz y en constelaciones, diríamos que todas son buenas, y que el cohete nos lleve a donde proceda.

De modo que, a lo que vamos: al chalé soñado. Y promete, pues el bueno de Gliese tiene entre tres y cuatro veces la masa de la Tierra. Se comprende que los científicos lleven 11 años echando cuentas para acabar dando esta información, pero ahora lo que se apreciaría es que concretaran las zonas costeras y los climas; porque de momento dicen que es perfecto, como la tierra, ni demasiado cálido ni demasiado frío; pero, es de entender que no sea plan de Groenlandia ni Dubai.

Sólo faltan, pues, los aviones espaciales y la banderita para pincharla en nuestra playita. Y aquí se queden las estrecheces y el metro cuadrado de Hong Kong. Pero, qué bien pensada esta creación espontánea, que diría Hawking; ahora que tenemos a este santo planeta saturado, ala, a estrenar otro. Lo único será que los gliesianos se lo tomen a mal. Por lo demás, ¡ancha es Gliese!
Compartir en Meneame