cabecera
    24 de octubre de 2014

vaticano

La madre Cándida, fundadora de las Hijas de Jesús, proclamada santa

La fundadora de las Hijas de Jesús, Cándida María de Jesús Cipritia y Barriola, dedicó su vida a promover la educación de la mujer y a "vivir sólo para Dios".
Cándida María de Jesús Cipritia y Barriola (1845-1912), la monja español proclamada hoy santa por Benedicto XVI, es la fundadora de las Hijas de Jesús y dedicó su vida a "vivir sólo para Dios" y en promover la educación de la mujer.

La Madre Cándida, como es conocida, fue bautizada con el nombre de Juana Josefa Cipitria y Barriola.

Hija de una familia humilde, nació en el caserío de Berrospe, en Andoaín (Guipúzcoa, norte de España), el 31 de Mayo de 1845. Muy joven abandonó su tierra para trabajar en Castilla y ayudar así a su familia.

El 2 de Abril de 1869, en la iglesia de "El Rosarillo" en Valladolid, vio claro que tenía que fundar una congregación, "para salvar las almas, por medio de la educación e instrucción de la niñez y juventud".

El 8 de diciembre de 1871 en Salamanca junto con otras cinco mujeres comenzó su aventura y aquella mujer humilde, de poca cultura y pocos medios materiales funda la Congregación de las Hijas de Jesús.

La exclusión de la mujer y de las clases económicamente débiles de los ámbitos de la enseñanza movieron a la Madre Cándida a iniciar este camino, según resaltan sus biógrafos.

La aventura de Salamanca se extiende por toda la geografía española y en 1911 la primeras Hijas de Jesús cruzan el Atlántico para establecerse en Brasil.

Al año siguiente, el 9 de agosto de 1912, la Madre Cándida muere en Salamanca. Fue beatificada el 12 de Mayo de 1996 por Juan Pablo II y hoy elevada a los altares y al culto universal por Benedicto XVI.

El milagro que le ha llevado a la santificación fue la curación inexplicable para la medicina de la monja jesuitina Carmen del Val Rodríguez, que padecía un mal incurable. La monja estuvo hoy en la canonización.

Benedicto XVI resaltó de la monja vasca su origen sencillo y su determinación de "vivir sólo para Dios.

"'Donde no hay lugar para los pobres, tampoco lo hay para mí', decía la nueva santa, que con escasos medioS contagió a otras monjas para seguir a Jesús y dedicarse a la promoción de la educación y promoción de la mujer", resaltó el Papa en la ceremonia de canonización.

Las Hijas de Jesús están presentes en 17 países y cuentan con 1.500 hermanas.
Compartir en Meneame