cabecera
    1 de agosto de 2014

sion vs uefa

¿Qué puede hacer el Atlético de Madrid si el Sion gana a la UEFA?

El litigio legal que mantienen el humilde club suizo y el máximo organismo rector del fútbol continental supone una incómoda incógnita para el Atlético de Madrid. Si el Sion obtuviera la victoria en su enfrentamiento con la UEFA debería ser reintegrado en la presente edición de la Europa League. Las alternativas que se están barajando complican la planificación de la temporada de los equipos implicados y la gran carga de partidos de este año complica aún más la situación. EL IMPARCIAL analiza este conflicto desde el prisma del club español con el abogado que le defiende en esta batalla jurídica.
El próximo 24 de noviembre es la fecha final de este largo enfrentamiento entre el Fútbol Club Sion y la UEFA. El Tribunal de Arbitraje Deportivo decidirá ese día si otorga la razón al equipo helvético, dictaminando la obligada reintegración de la entidad suiza en la Europa League, o si se pone de parte del organismo continental. Este proceso legal ha generado una gran polvareda mediática y ha abierto el enrevesado debate sobre la supremacía de la legalidad ordinaria por encima de la especificidad deportiva.

Pero la batalla de estos dos púgiles que se vienen retando desde el pasado agosto podría ocasionar daños colaterales a cuatro clubes europeos, entre los que se encuentra el Atlético de Madrid, el Udinese, el Celtic de Glasgow y el Rennes. Amén de las salidas de tono de ambas partes -Constantin, el presidente del club suizo declaró, que Platini es el “bufón del Rey” y la UEFA respondió declarando que el Sion “trata siempre de obstaculizar a la justicia"-, los equipos que podrían sufrir una modificación drástica en su planificación deportiva de la temporada viven una complicada situación desde el segundo plano.


EL IMPARCIAL ha contactado con los líderes del grupo I de la Europa League, comprobando que comparten la directriz de no dar un paso en falso con declaraciones que compliquen aún más este enredo. Fuentes del Udinese explicaban a este diario que no querían dar una opinión oficial sobre el caso Sion-Uefa porque “son hipótesis de lo que podría suceder” y hasta que no se conozca la decisión del TAS “no hay una postura oficial pública a este respeto”. El Atlético de Madrid, por su parte, ha explicado a este diario que el club ha establecido el silencio oficial sobre este conflicto a la espera del fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Sin embargo, la solidez oficial expresada a EL IMPARCIAL ha sufrido ligeras grietas a lo largo del proceso legal que se remonta al pasado agosto. “No sé qué va a suceder al final, pero den la solución que den, salvo que todo siga igual, será un problema, porque buscar fecha para jugar nuevos partidos no me parece normal”, declaraba Enrique Cerezo en octubre. “Estamos todos expectantes porque es un tema complicado que espero que se solucione pronto, porque si no podemos crear una incertidumbre de cara al futuro en esta competición, aunque esperamos que no nos quiten lo que hemos hecho bien”, comentaba Gregorio Manzano días antes de la pasada jornada del torneo continental. Por último, Juan José Arnaut-portavoz rojiblanco- explicó que la victoria del Sion “implicaría que hemos viajado hasta Rennes, Francia, y Udine, Italia, para nada", tras hacer pública la petición conjunta al TAS de los cuatro clubes del grupo afectado por el exceso de costes que la inclusión del club helvético les causaría.

La complicación que esta situación podría entrañar para estos cuatro clubes provoca cierta inestabilidad en los equipos ante la incertidumbre que mencionaba Gregorio Manzano. La UEFA se ha reunido con Atlético, Celtic, Udinese, Rennes y Sion para ofrecer soluciones alternativas como jugar dos partidos extra por equipo hasta competir en una liguilla de tres equipos para pasar a octavos de final, siempre con el peso del escaso espacio en el calendario de una temporada que ha de concluir en mayo con más de cuarenta partidos por delante. Incluso el propio organismo europeo ha mostrado cierta intranquilidad en la evolución de sus comunicados a medida que el Sion avanzaba en sus recursos a la justicia ordinaria: “la UEFA ha insistido constantemente en la necesidad de una rápida decisión sobre el fondo del asunto”, comentaba el organismo tras conocerse que el TAS admitía a trámite el recurso del Sion.


Ante la recta final de este conflicto, el Atlético de Madrid ha decidido participar en una acción conjunta con el resto de clubes del Grupo I de la Europa League. A la espera de la decisión final del próximo 24 de noviembre, EL IMPARCIAL ha charlado sobre la postura del club con el abogado que defenderá al Atlético en esta causa.

Juan de Dios Crespo nos explica la situación actual señalando que si el TAS dictamina que el Sión no tiene razón, el club suizo irá a la justicia europea: “Es como decir que como pierdes un pleito ya no confía en la justicia”. “El Sion pretende algo como quien entra en un club de fumadores y, una vez dentro, quisiera prohibir fumar porque la ley prohíbe fumar en espacios cerrados”, sentencia.

El abogado, que nos indica que este conflicto “es básico para la autonomía del deporte”, confiesa que el Atlético de Madrid propuso la creación de una eliminatoria si el Sion ganara en caso. Crespo nos explica la posición que ha adoptado el club madrileño en esta batalla: “Los clubes afectados, entre ellos el Atlético, al que represento, pidieron ser parte en el proceso ante el TAS y éste acaba de aceptar que sí sean terceros interesados, aunque ahora hemos pedido estar presentes el día 24 y defender que el grupo se quede como está, para evitar perder lo que jugado (y ganado en nuestro caso) o tener que jugar más”.

El letrado que defiende al Atlético concluye su exposición señalando a este diario que “los mismos tribunales suizos que dictaminaron la obligación de reintegrar al Sion, le denegaron la medida cautelar que pidió de jugar en Rennes y sin embargo parece que no se mediatizó esto, cuando le quitaban la razón”.

El 24 de noviembre concluirá una de las situaciones que marcarán esta temporada en el balompié continental. El Atlético de Madrid es líder en el grupo afectado y podría verse obligado a jugar más partidos. El TAS dictaminará quién tiene la razón y si la UEFA ha de recomponer la planificación de la competición para zanjar esta batalla legal. La inestabilidad creada por esta situación y aliñada por el escaso margen temporal de un año cargado de partidos debido a la presencia de la Eurocopa, concluirá. Solo queda esperar a la decisión del tribunal deportivo desde la trinchera de cada cual.
Compartir en Meneame