www.elimparcial.es
    26 de marzo de 2017

elimparcial.es > Críticas de Teatro

ic_facebookic_twitteric_google

Reflexión sobre la cámara y la conciencia

ic_facebookic_twitteric_google

NUEVO ÉXITO DE JOSEP MARIA FLOTATS

ic_facebookic_twitteric_google

NUEVA ETAPA DE LA COMPAÑÍA NACIONAL DE TEATRO CLÁSICO

ic_facebookic_twitteric_google

Entre adoquines

ic_facebookic_twitteric_google

EXCELENTE MUESTRA DEL JOVEN TEATRO ESPAÑOL

ic_facebookic_twitteric_google

El chivato

“Somos una” la candidatura radical de Vicente Cuesta ha ganado las elecciones para tutelar la “Unión de Actores” y, entre otros proyectos, convertirla en sindicato independiente, para no depender de los mayoritarios, más moderados que los del pensamiento único; esos que se autodenominan “Somos una”. No hay más que mirar la lista ganadora para especular sobre el sarcástico enunciado de la candidatura de los cejiadictos del “ahora sí”.
ic_facebookic_twitteric_google

EL CHIVATO

Cuando se publiquen estas líneas, la Unión de Actores contará con un equipo nuevo, elegido por los afiliados a una organización con pretensiones legítimas de ser reconocida como sindicato independiente, sin dependencia de los inmarcesibles UGT y CCOO. Dos son las candidaturas aspirantes al gobierno de la Unión de Actores: la una procede, en parte, del equipo de Amparo Climent, candidata a ser la primera mujer secretaria general. Entre los veinte integrantes de esta opción, cuyo lema es: “Juntos podemos”, figuran en primer lugar, además de Amparo Climent, Manuel Brun, Carlos Olalla, Concha Rodríguez y Pilar Bardem.
ic_facebookic_twitteric_google

El chivato

Desde antiguo, los hombres han utilizado gestos, además del lenguaje, para saludar en son de paz. Ya los romanos saludaban brazo en alto, con la mano abierta y extendida, para mostrar que no portaban armas; que su intención era pacífica. Costumbre más cercana fue la de quitarse el sombrero al presentarse ante el visitado. También los militares de distintas épocas establecieron saludos castrenses de diversos formatos y los histriones e histrionisas han venido empleando el singular “saludo de la ceja” como gesto de admiración y apoyo a su elegido gobernante.

0,8359375