www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPOSICIÓN

Esther Ferrer: "El arte es el espacio donde me lo puedo permitir todo"

viernes 27 de octubre de 2017, 09:24h
El Museo Reina Sofía muestra su obra plástica y sus acciones desde los 60 hasta la actualidad.

Todas las variaciones son válidas, incluida esta es el título de la exposición organizada por el Museo Reina Sofía en la que repasa parte de la producción artística de Esther Ferrer (San Sebastián, 1937) desde los años 60 hasta la actualidad. No podía ser más acertado.

En la obra de Ferrer el espacio y el tiempo son el hilo conductor de su trayectoria. “Es una sucesión de presentes; un presente continuo”, explica Laurence Rassel, una de las comisarias de la muestra, en la que el recorrido expositivo da cuenta del interés de la artista por las declinaciones de una misma obra. Las hay que empezaron siendo plásticas para convertirse en acciones y viceversa. Nada permanece inmutable.

Su serie sobre números primos alude a la idea de repetición, también muy presente en su obra, mientras que las maquetas reunidas citan los espacios mentales de Ferrer, que ha creado dos piezas inéditas para esta ocasión: Diálogo interrumpido y Piano Satie.

Nada hay más contemporáneo en la producción de la premio Velázquez 2014 que su interacción con el visitante, a quien permite manipular elementos de sus acciones y a quien invita a reactivar sus acciones observando y participando. Todos los días de 11:00 a 17:00 horas, el público podrá versionar las acciones reunidas en la muestra o bien dejarse guiar por los mediadores presentes en las salas.

"No soy unidimensional. Tengo mucha curiosidad por muchas cosas. [...] El mundo es muy grande, muy polimorfo para que yo me dedique a una sola cosa"

“Estoy encantada con el montaje porque cuenta el hilo de mi vida”, dice Ferrer durante la presentación de la exposición gratuita, que acoge el Palacio Velázquez del Retiro. “Concibo el arte como el único espacio de libertad que tengo; el único donde me lo puedo permitir todo”, explica.

Desde que comenzó a trabajar en las actividades del grupo ZAJ en los 60, Ferrer no sólo ha explorado las posibilidades expresivas de la instalación y la fotografía, sino que ha sido una pionera de la performance con un tratamiento radical. Hoy, se lamenta, la performance está supeditada a los “imperativos” de las instituciones, por lo que este tipo de acciones se han distanciado de la esencia de sus primeros años. “Estamos ante su teatralización”, se lamenta.

Así como las ideas de la producción en serie y la repetición son parte indisoluble de su obra, lo mismo que el espacio y el tiempo, también lo son el uso de su propio cuerpo como vehículo crítico y el absurdo, que materializa en sus Juguetes educativos, en los que aborda la dominación patriarcal a través de la inserción de falos en armas de juguete. “Trabajando el absurdo a lo mejor llego a comprender algo”, afirma.

Me parece que la revolución del siglo XX ha sido la revolución feminista

Sin duda, su cuerpo le ha servido a la artista para abordar la cuestión de la identidad, otra de sus preocupaciones, como deja claro la serie de desnudos o el pormenorizado estudio al que somete su rostro en un lapso de tiempo de 33 años.

Ella, como su obra, es transparente. Igual habla de sí misma sin complejos – “tengo un carácter espantoso”- que arremete contra el machismo – otro hilo conductor de su trayectoria – cuando dice: “Me encantaría que no fuera necesario ser feminista [...] Tendrían que matarnos para no dar un paso atrás [...] Liberando a las mujeres, liberamos a los hombres”. Así es Ferrer, una artista ingobernable que respira autenticidad.

Esther Ferrer - Acciones

Intervenciones orquestadas con partituras a modo de instrucciones y dirigidas por la propia artista, que invitan al público a presenciar, caminar, contar, escuchar, cuestionar y experimentar las claves de su obra.

- Encuentro con Esther Ferrer - viernes 27 de octubre a las 19:00 horas en el edificio Nouvel del Museo Reina Sofía. Las comisarias de la exposición dialogan con la artista sobre su producción artística.

- Le fils des étoiles. Concierto interpretado en la obra Piano Satie por Laurence Verna - sábado 28 de octubre a las 12:30 horas en el Palacio de Velázquez. La pieza fue creada para acompañar un drama poético en tres actos de Joséphin Péladan en 1891 por Erik Satie.

- Les voy a contar mi vida - domingo 29 de octubre a las 12:30 horas en el Palacio de Velázquez. Acción inclusiva abierta a personas de diferentes lenguas, nacionalidades, formas de comunicación y sensoriales.

- El arte de la performance: teoría y práctica - miércoles 22 y viernes 24 de noviembre a las 19:00 horas en el edificio Nouvel del Museo Reina Sofía. Ferrer se pregunta qué se entiende del género performativo, qué se transmite y cuánto de lo transmitido es comprendido por el público: lo real, lo imaginario, lo lógico, lo absurdo, lo evidente y lo menos evidente.

- TA, TE, TI, TO, TU - jueves 23 de noviembre a las 16:00 horas en el Palacio de Velázquez. Esta acción invita a los participantes a realizar un itinerario por la ciudad con la artista en el que el grupo repetirá incansablemente TA, TE, TI, TO, TU al tiempo que los sonidos propios de lo urbano interfieren en esa especie de salmodia interminable.

- Concierto ZAJ para 60 voces - 24 de febrero a las 12:30 horas en el Palacio de Velázquez. Cada intérprete puede decir o cantar la frase correspondiente solo una vez o repetirla las veces que desee durante el espacio de un minuto cambiando, si quiere, el idioma o la entonación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.