8 de diciembre de 2019, 23:33:09
Opinion


El discurso de la izquierda abertzale



Bajo el lema “construyamos la paz en el proceso democrático”, la izquierda abertzale celebraba ayer en el palacio Kursaal de San Sebastián un acto público en el que volvía a lanzar sus argumentos de siempre. La única variante con respecto a otras ocasiones es la expresión de un “sentimiento de pesar” por el dolor que el “conflicto” ha causado a “todas las víctimas”. Declaración ésta tan vaga como aislada, en contraposición con lo reiterativo del discurso habitual: menciones constantes a los “presos políticos”, la represión llevada a cabo por los estados español y francés y la necesidad de armonizar soluciones en un “marco democrático”.

Además, la presencia ayer de delegaciones sudafricanas e irlandesas ponía de manifiesto el perfecto manejo de la publicidad a nivel internacional que siempre ha mostrado la izquierda abertzale. Por lo demás, nada nuevo. Para empezar, el “marco democrático” al que aluden lleva vigente en España desde 1975. En virtud de ese mismo marco democrático, las personas que cumplen condena en cárceles españolas lo hacen tras haber tenido un juicio con todas las garantías procesales, y en el que han sido declaradas culpables de algún delito tipificado en el código penal de cualquier país democrático. Ninguna coyuntura política justifica que haya de subvertirse el principio de legalidad para que los terroristas presos eludan la responsabilidad de sus actos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es