25 de julio de 2021, 20:41:18
Sociedad

la falta de lluvia afecta a la salud


El aumento de la polución genera nuevos alérgicos


El aumento de la polución, principalmente a la escasez de lluvias, está provocando que “individuos que nunca habían padecido problemas alérgicos debutan padeciendo dichas afecciones”.


Estornudamos cuando no deberíamos, nos pican los ojos y, a algunos, les cuesta más respirar. Parece no tener importancia, pero es porque no llueve o llueve poco y, aunque no parezca algo muy determinante para el desarrollo de nuestra vida cotidiana, nos afecta a todos y especialmente a las personas que sufren alergias.

Así lo ha explicado a EL IMPARCIAL el internista y adjunto en Urgencias del Hospital USP San Camilo de Madrid, Jacinto Valverde, que hace hincapié en que “debido a la falta de lluvia en esta época del año y al consiguiente aumento de contaminación ambiental por calefacciones o vehículos, se produce una mayor incidencia en el número de alergias de tipo ambiental, tanto de vías respiratorias altas como bajas, así como dermatológicas”.

El doctor Valverde pone en aviso a las personas que han sufrido procesos alérgicos con anterioridad, y personas con enfermedad bronco-pulmonar crónica, pero añade que “no obstante, dado el aumento del potencial alergénico consecuencia de la polución, individuos que nunca habían padecido problemas alérgicos debutan padeciendo dichas afecciones”.

Para ello, este profesional del Hospital USP San Camilo de Madrid recomienda “evitar la exposición al exterior durante las horas de mayor polinización, que se registran especialmente al amanecer y al anochecer”. Igualmente, cree conveniente “mantener las ventanas cerradas, evitando las corrientes de aire y acudir al especialista para comenzar lo antes posible el tratamiento específico”.

PIE DE FOTO


"Boina" de polución sobre la ciudad de Madrid: Foto: Juan Pablo Tejedor


Contaminación y envejecimiento
Por otra parte, los síntomas de envejecimiento que antes aparecían sólo a partir de los 40 años como la flacidez, las arrugas o la caída del cabello están empezando a apreciarse con mayor frecuencia a los 35 ó incluso a los 30 años debido a la polución y otros agentes contaminantes, según las conclusiones del 9º Congreso Europeo de Medicina Estética que se ha celebrado recientemente en Madrid.

La medicina biorreguladora "ayuda a restablecer los tejidos cutáneos, reduce las arrugas y la flacidez y actúa frente a la grasa localizada", señala la vocal de Medicina Estética del Colegio de Médicos de Valencia y directora de la clínica Arts Médica, Carlota Hernández, que añade que los agentes contaminantes que ingerimos o inhalamos se depositan entre las células "donde se unen a componentes como los proteoglicanos y glicosaminglicanos, lo que origina alteraciones estructurales de la piel y compromete el aporte de oxígeno y nutrientes al organismo".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es