22 de enero de 2020, 10:12:10
Opinion


RAJOY: ARMONIZAR LA CELEBRACIÓN DE ELECCIONES

Luis María ANSON


Mariano Rajoy asegura que ha carecido de tiempo para presentar los Presupuestos generales del Estado en el mes de febrero. Todo el mundo sabe que los ha aplazado hasta después de las elecciones andaluzas con el fin de evitar que incidan en ellas de forma negativa.
Griñán afirma que ha rechazado la reducción del déficit al 1’5%, tal y como se han comprometido el resto de las Comunidades Autónomas, porque no quiere fragilizar el Estado de bienestar. Todo el mundo sabe que esa finta está en función de las elecciones autonómicas del 25-M.
Está claro que es necesario regular el calendario electoral en España. Lo lógico es que cada cuatro años se celebren elecciones generales y que las autonómicas y municipales se produzcan dos años después. Resulta absurdo que Cataluña, Galicia, País Vasco y Andalucía convoquen elecciones autonómicas en fechas diferentes al resto de las Comunidades.
Dos años después de las generales deben celebrarse las municipales y autonómicas en una sola convocatoria para toda España. Eso es lo que dicta el sentido común. Dada la inevitable parálisis, y la incidencia a veces negativa de las fechas electorales, es de sentido común que las elecciones se armonicen sin excepciones. El goteo actual resulta contraproducente y se convertirá en inasumible. Es necesario que elecciones generales y autonómicas/municipales, se alternen cada dos años para evitar que una consulta aislada, como sucede ahora en Andalucía, interfiera en decisiones clave para España en su relación con Europa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es