6 de diciembre de 2019, 15:03:15
Nacional

la secretaria general del pp: "España es un país fiable; más a finales de 2012"


Cospedal dice que los presupuestos son "valientes" y Rubalcaba los tilda de "inaceptables"


El secretario general del PSOE, Afredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado este sábado que la derecha está perdiendo "credibilidad", como demuestran los resultados de las elecciones en Andalucía y Asturias, al adoptar medidas como la reforma laboral y los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que conllevarán "más desigualdad y desempleo".


La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este sábado que "España ya es un país fiable y lo será más todavía a finales de 2012", cuando cumpla el objetivo del 5,3 por ciento de déficit y haya puesto en marcha "las bases para la recuperación".

Cospedal se ha reunido con miembros del grupo Popular en las comisiones del Congreso y representantes de su partido en los parlamentos regionales para analizar los Presupuestos de 2012 cuya aprobación, ha dicho, "ha sido un acto valiente" que "inspira confianza y credibilidad".

La secretaria general del PP se ha referido al debate sobre la amnistía fiscal parcial aprobada por el Ejecutivo que, según ha dicho, "se ha generado por aquellos que quieren perjudicar la imagen del Gobierno". Cospedal ha incidido en que "hoy España tiene credibilidad y puede acudir a los mercados financieros y puede conseguir colocar su deuda" en mejores condiciones que el Gobierno anterior y a menor precio, en lugar de "acudir a dinero no declarado para colocar su deuda".

Sobre los PGE, presentados este viernes por el Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba ha comentado, por su parte, que "hoy ya sabemos por qué los escondían, porque tenían una amnistía fiscal, un proyecto que consiste en cobrar más a los trabajadores" y reducir impuestos "a los defraudadores", por lo que son "unos presupuestos inaceptables, que proponen subir la luz, el gas, los impuestos, recortar en educación, en dependencia, en investigación, en inversiones sociales", en las partidas para crear empleo y, además, "bajar mucho los impuestos a quienes defraudan a Hacienda", ha aseverado.

Por este motivo, el líder del PSOE ha apreciado que "la derecha está convirtiendo la crisis en un magnífico pretexto para destruir el estado del bienestar. La crisis es la gran coartada y detrás de las reformas o de las políticas que se ponen en marcha se esconde puramente una opción ideológica", eso es lo que el PSOE debe explicar a los españoles, ha defendido.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha asistido este sábado en Zaragoza al acto de inauguración del 15 Congreso Regional del PSOE-Aragón, que se celebra en el Palacio de Congresos Expo y en el que se renovará la dirección del partido, que pasará a liderar, previsiblemente, el actual secretario general de los socialistas zaragozanos, Javier Lambán.

Además, ha defendido que el PSOE ha sido un partido que ha defendido "como ningún otro" los intereses de los más humildes y que ahora ha pasado de ser "necesario a imprescindible", para explicar, entre otras cosas, "la coartada" del PP para destruir el estado del bienestar. En su intervención, ha destacado la "tranquilidad" que Iglesias ha impuesto en la "compleja" política aragonesa y su labor como secretario de Organización federal del partido en la última etapa.

Rubalcaba ha recordado que lo que comenzó como una crisis financiera, producto de un sistema que se había desarrollado sin ningún tipo de regulación, derivó luego en una necesidad de reformar el capitalismo que "ya se ha olvidado" y que "si nos descuidamos lo que hay que cambiar es la socialdemocracia como culpables de la crisis". Y es que, según su opinión, la derecha está convirtiendo la crisis en "un magnífico pretexto" y una "magnífica coartada" para "destruir" el estado del bienestar ya que, "detrás de muchas de las políticas para hacer frente a la crisis se esconde una opción ideológica" como la Reforma Laboral.

Para Rubalcaba, la huelga general contra la reforma laboral ha puesto de manifiesto que frente al Gobierno del PP no solo hay una oposición política o sindical sino también social, y "no puede despreciarlo" sino respetarlo, dialogar y acordar la reforma porque el acuerdo social es productividad y lo que se ha presentado es un acuerdo "ignominioso".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es