15 de noviembre de 2019, 22:26:23
América

Con la mediación de Brasil


Colombia se prepara para la liberación de los últimos rehenes de las FARC


Todo está listo en Colombia para comenzar con el proceso de liberación de los último 10 policías y militares secuestrados en manos de las FARC, el cual contará con la mediación de Brasil y la atenta mirada del gobierno de Juan Manuel Santos para que la guerrilla más antigua de América Latina cumpla su palabra.


Los dos helicópteros de la Fuerza Aérea de Brasil que participarán en el operativo de liberación de los diez uniformados secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han llegado este domingo al departamento colombiano de Meta (centro).

Los dos helicópteros Cougar 532UE han aterrizado sobre las 15.30 horas (22.30 horas en España) en el aeropuerto de Vanguardia, en Villavicencio, capital de Meta, procedentes del municipio de San Gabriel de Cachoeira, ubicado en el estado de Amazonas, en el noroeste de Brasil.

La partida de los helicópteros desde Brasil se ha retrasado dos horas debido a las malas condiciones meteorológicas, lo que hacía temer que se dilatara todo el operativo, pero finalmente, tras un viaje de cinco horas, han conseguido llegar a Colombia.

En los helicópteros viajaban 22 brasileños, dos delegados del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y cuatro mujeres, entre ellas la presidenta de Colombianos y Colombianas por la Paz, la ex senadora Piedad Córdoba, y la presidenta de Asfamipaz, Marleny Orjuela.

A su llegada al aeropuerto de Vanguardia, Córdoba ha confirmado que el operativo comenzará a las 8.00 horas del lunes (15.00 horas en España), cuando los helicópteros --identificados con insignias del CICR-- partirán hacia la selva para recoger a los uniformados, y se prolongará hasta el miércoles.

"Todo está listo para las liberaciones, solo el clima podría entorpecer el proceso", ha dicho la ex senadora subrayando que "las FARC mantienen su compromiso de entregar a todos los secuestrados", según informa Caracol Radio.



Además, ha reiterado que, una vez finalizado este operativo, seguirá trabajando para buscar una salida al conflicto. "Yo creo que lo más importante que va a demostrar este proceso es que la sociedad civil tiene que buscar la paz, que no le pertenece a una sola persona", ha indicado.

Entretanto, los familiares de los diez uniformados han celebrado una misa alrededor de las 17.00 horas del domingo (medianoche del lunes en España) en la Catedral de Villavicencio por el éxito del operativo.

Las autoridades han aconsejado a los familiares que esperen la llegada de los uniformados en Bogotá, porque tras aterrizar en Villavicencio serán trasladados inmediatamente a la capital colombiana.

No obstante, la directora de la Oficina de Paz de la Gobernación de Meta y mujer de uno de los secuestrados, Gloria Marín, ha explicado que siete de los uniformados son oriundos de este departamento, por lo que sus parientes les esperarán allí.

La "campaña" de Piedad Córdoba

La exsenadora Piedad Córdoba atenderá el proceso de liberaciones en compañía de la líder indígena guatemalteca y Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, así como por Margarita Zapata, nieta del revolucionario mexicano, Emiliano Zapapa; y la esposa del expresidente de Honduras, Manuel Zelata, Xiomara Castro.

En este sentido la Nobel de la Paz en 1992 y premio Príncipe de Asturias en 1998, pidió este domingo en Bogotá que tanto las FARC como el Gobierno de Colombia "cumplan con lo ya pactado" para que mañana comiencen los operativos de liberación de diez rehenes uniformados.

Menchú hizo este reclamo ante los periodistas congregados en el hotel bogotano en el que se alojaba desde su llegada anoche al país andino, minutos antes de partir con un grupo internacional de mujeres hacia la ciudad colombiana de Villavicencio, donde se desarrollarán los operativos.

"Que cumplan con lo ya pactado para mañana. Que no haya nada en el mundo que impida una acción de este nivel. Sabemos que ha habido muchos obstáculos, que ha sido difícil pero todo es posible y todo se va a lograr", confió.

Menchú recorrerá los 120 kilómetros que distan a Bogotá de Villavicencio en compañía de Zapata, Castro y la presidenta del Consejo Mundial por la Paz, la brasileña Socorro Gomes, entre otras líderes latinoamericanas.

"Nuestra delegación es una delegación de distinguidas personalidades, personas que han luchado durante muchísimos años, que hemos vivido en carne propia los conflictos internos y venimos aquí a acompañar" el proceso.

Fue este grupo de mujeres lideradas por Córdoba las que entablaron desde agosto pasado un diálogo epistolar con el Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para propiciar la entrega unilateral del último grupo de militares y policías en poder de esa guerrilla.

Córdoba intentó como parte involucrada en la logística con su colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP) que estas mujeres viajaran en los helicópteros con los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la tripulación brasileña, aunque el Gobierno colombiano lo impidió con el argumento de evitar hacer un espectáculo de esta gestión humanitaria.

"Realmente nuestra presencia hoy es absolutamente humanitaria, es acompañar a los detenidos que mañana van a lograr su liberación, pero también esa acompañar todo el proceso de dignificación a todos los detenidos, y (para) cualquier acción que deba ir en esa dirección,estamos presentes", sostuvo Menchú.

Menchú aspiró a que el regreso a la libertad de los secuestrados contribuya "a que ya no haya conflictos en Colombia y que haya paz". El compromiso de este grupo de mujeres con la guerrilla más antigua de América Latina también entrañaba la visita a guerrilleros presos en centros colombianos, lo que el Gobierno no autorizó.

Sin embargo, la Nobel guatemalteca manifestó que es su "esperanza" y su "deber" iniciar esa tarea porque exigen "el respeto a todas las personas y que no haya abusos, como lo estipulan los convenios internacionales".

A lo largo de la jornada, se espera que la misión humanitaria formada por delegados de la Cruz Roja Internacional y del colectivo Colombianas y Colombianos por la Paz, que lidera la exsenadora Piedad Córdoba, regresen a Villavicencio con la tripulación y los helicópteros cedidos por Brasil.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es