29 de enero de 2020, 4:01:55
Deportes

barcelona - real madrid: un clásico por la liga


Barcelona vs Real Madrid: la batalla de dos estilos por dominar el fútbol. [red](Vídeos)[/red]


Barcelona y Real Madrid escenifican este sábado un nuevo episodio de la épica batalla que mantienen por la supremacía del balompie mundial. La lucha, que trascenderá en el tiempo, cuenta con el aliño de decidir la Liga de esta temporada y, además, de batir el récord histórico de goles de un club y un jugador en el campeonato doméstico. EL IMPARCIAL presenta algunas de las variantes que pueden decidir este duelo de altura.


El Camp Nou acoge este sábado un nuevo episodio de la batalla entre el mejor Fútbol Club Barcelona de la historia y uno de los equipos madridistas más potentes que se recuerdan. La inherente rivalidad entre estos dos clubes se ha elevado a la enésima potencia en los últimos años debido al ascenso sin precedentes del dominio que ejercen ambos equipos en la Liga BBVA. Este monopolio del balompié, además, ha excedido el plano doméstico, ya que Barça y Madrid también están condenados a chocarse en el ámbito continental: en la pasada Champions League se cruzaron en las semifinales y en la edición actual, todo apunta a que se citarán en el partido definitivo.


El sabor tradicional del "clásico", construido sobre la amalgama de tensión, pasión, anécdotas y títulos, queda difuminado por la trascendencia histórica de estos colosos. Se enfrentan dos bloques especialistas en romper récords, ya sean individuales -póngase como ejemplo la carrera por el "pichichi" sin precedentes que mantienen Leo Messi y Cristiano Ronaldo- o colectivos. Los pupilos de Pep Guardiola y de Jose Mourinho han dinamitado los registros de la Liga BBVA, relegando a ilustres figuras del pasado a un segundo plano. De hecho, en el choque del próximo sábado se podría batir la marca de 107 goles en Liga del Real Madrid dirigido por John Benjamin Toshack y liderado por la "Quinta del Buitre".

Pero la carrera de estos dos equipos se dirige, amén de hacia la consecución de un nuevo título liguero y seguir estableciendo récords absolutos, hacia el objetivo de marcar una época, de escenificar un enfrentamiento para el recuerdo, trasladable al mantenido por Los Ángeles Lakers y los Boston Celtics en la NBA de los 80. En este sentido, el Barça ha golpeado primero al convertirse en el único club que ha conquistado seis títulos en una temporada (2009) y ser aclamado como uno de los equipos que mejor fútbol ofensivo practica desde que se inventó este deporte. Por ende, el rol del Madrid de Mourinho en esta batalla es recortar terreno en la excelencia y luchar por arrebatar los títulos al bloque de Guardiola, favorito en cualquier competición. Situando el foco en perspectiva, el trabajo del técnico luso ha conseguido acercar al club madrileño a la cima alcanzada por el Barça desde finales de la pasada década.

Con este paisaje llega un "clásico" con carácter definitivo en el desarrollo de la Liga. Jornada 35 del campeonato y tan solo cuatro puntos de diferencia entre los dos equipos con cuatro partidos por jugarse. ¿Qué partido vamos a ver en el Camp Nou? EL IMPARCIAL expone algunas de las variantes con las que Guardiola y Mourinho tratarán de amarrar sus opciones de título liguero.



Festival ofensivo o duelo de estilos

Aitor Karanka, mano derecha de Mourinho y portavoz en Liga del técnico luso, ha asegurado este viernes que "no van a cambiar su estilo de juego para el Camp Nou". Ese estilo que les ha conducido a anotar 107 goles en Liga. La versión más ofensiva de un Madrid en el que tres jugadores han anotado más de 80 goles -Ronaldo ha anotado 41, Higuaín 21 y Benzema 18-. Si este supuesto se confirma, el espectador disfrutaría de un partido sin ataduras, una batalla por dominar la posesión del balón y someter al rival a la fluidez combinativa y la calidad de artistas como Iniesta, Xavi, Messi, Ronaldo, Ózil, Xabi Alonso y Di María. Con las dos mejores plantillas del planeta dispuestas al ataque se podría reeditar el espectáculo vivido en la Supercopa española. Partidos sin tregua con dos bloques que buscan la portería rival sin someterse al orden ni al equilibrio táctico. Los madridistas buscarían retener la posesión para helar el fuego blaugrana y los locales buscarían la meta de Casillas en cada acción.

Sin embargo, el Barcelona recibió a Mourinho en 2010 con un rotundo 5-0 sobre este supuesto. La ventaja de cuatro puntos sobre el club catalán y la conciencia de saberse campeón si se arranca un empate del Camp Nou se antoja una firme tentación para que el Madrid no busque la portería rival como principal hoja de ruta. La inclusión en el once inicial madrileño del tridente ofensivo parece descartada, por lo que la idea oscila entre el repliegue y salida a la contra que otorgaría el trivote defensivo y la inclusión de un doble pivote -compuesto por Xabi Alonso y Khedira- con Di María ejerciendo de lanzador ofensivo y de sombra de Álves. En este segundo esquema, más pragmático, se espera un choque muy intenso en el que la pegada se antoja decisiva. Posesión para el Barça y orden y salida para el Madrid.



El tridente y el rodillo ofensivo

Entre las armas tácticas que los estrategas disponen para afrontar el choque destaca el tridente madridista y la disposición de tres centrales del Barça para abrir el campo al máximo con carrileros. El primer sistema ha otorgado el honor a Ronaldo, Benzema e Higuaín de convertirse en la delantera más goleadora del mundo. Con el argentino dispuesto en el centro y Ronaldo y Benzema trazando diagonales o aprovechando la línea de fondo, el ataque madrileño a sumado 107 goles. La presencia de Özil, Kaka y Di María, añade opciones para desestabilizar al rival desde segunda línea. Si el conjunto blanco no varía su estilo, tal y como ha anunciado Karanka, un tridente moderado podría verse en el coliseo blaugrana.

Guardiola, por su parte, dispone de una herramienta desatascadora de emergencia. La disposición de tres centrales no se descarta de inicio, ya que avanza la posición de Alves y Adriano y abre el campo con los carrileros pegados a la cal. Este sería un esquema factible. Pero si el partido no discurre como el técnico catalán desea, el Barça ha mostrado esta temporada la variante definitiva: el rodillo ofensivo. Con jugadores tan desequilibrantes en banda como Isaac Cuenca o Tello, la fluidez de movimiento interiores de artistas del pase como Iniesta y Xavi y adalides de la inteligencia como Messi, Cesc y Thiago, el conjunto culé encuentra una herramienta de acoso y derribo ideal. La acumluación de efectivos en la zaga rival queda desarticulada por la creación de espacios y la red de combinaciones cortas a las que acostumbra el Barça.

Así pues, guerra de estrategas en el banquillo y batalla de estiletes sobre el césped. Este clásico, como los disputados en los últimos dos años, vuelve a atraer los focos del planeta y a ofrecer el mejor partido de fútbol de la actualidad. Un nuevo episodio de una saga que con el tiempo adquirirá el estatus de mítica.

Estos son los últimos precedentes:

Real Madrid 2 Barcelona 2 - Supercopa de España (Ida)



Barcelona 3 Real Madrid 2 - Supercopa de España (Vuelta)



Real Madrid 1 Barcelona 2 - Copa del Rey 2011-2012 (Ida)



Barcelona 2 Real Madrid 2 - Copa del Rey 2011-2012 (Vuelta)



Real Madrid 1 Barcelona 3 - Liga BBVA 2011-2012

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es