11 de noviembre de 2019, 23:43:17
Nacional

Impulsores del 15m


Democracia Real Ya entra en conflicto interno



El colectivo Democracia Real Ya (DRY), impulsor del movimiento 15-M, ha entrado en conflicto interno después de que un grupo de miembros anunciara este fin de semana que la plataforma se constituirá como asociación.

Los impulsores de la iniciativa para convertir a DRY en una asociación han defendido hoy la legitimidad de su decisión frente al resto de miembros de la plataforma, que han rechazado esta actuación al entender que representa sólo a "una reducida minoría".

En un comunicado publicado en su página de Facebook, los defensores del modelo de asociación han explicado que, tanto la convocatoria de la asamblea extraordinaria en la que la iniciativa fue aprobada como la potestad con la que contaban para llegar al acuerdo, eran legítimas, causadas en parte por un vacío normativo.

"Debido a la inexistencia de normas claras acordadas entre todos y de herramientas de votación adecuadas, no se puede hablar de protocolos aplicables para la convocatoria extraordinaria de una asamblea" aclaran en la red social.

También especifican que la reunión "fue publicitada convenientemente con antelación", y que la decisión de constituirse en asociación fue respaldada por una mayoría "cercana a la unanimidad" entre sus participantes presenciales y a través de internet.

Este grupo responde así a las numerosas críticas expresadas por el resto de miembros de la plataforma, que han tachado su decisión de "ilegítima y unilateral", y han anunciado que no la asumen como colectivo.

Según argumentan, las conclusiones de esta asamblea no son "vinculantes ni legítimas" para DRY, ya que la propuesta fue aprobada sin contar con el "quorum mínimo exigido" por los integrantes de este movimiento.

Asimismo, recuerdan que el colectivo ya acordó el pasado verano, durante su II Asamblea estatal celebrada en Málaga, que DRY no adoptaría ninguna forma jurídica ya que "contradecía" sus principios.

La decisión de convertirse en asociación fue debatida durante una asamblea el pasado fin de semana en Leganés, en la que fue aprobada por los asistentes al acto, según afirmaron a Efe fuentes de esta nueva organización.

La asociación resultante explicó entonces en un comunicado que el objetivo era transformar la indignación ciudadana en una "presión real y efectiva" hacia las instituciones públicas, que calificó de "sistema perverso".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es