22 de noviembre de 2019, 8:47:24
América

advierte de las consecuencias


Fidel Castro acusa a Obama de apoyar el derrocamiento de Hugo Chávez


Fidel Castro ha acusado a Obama de apoyar el derrocamiento de Hugo Chávez en Venezuela y ha advertido de que un error del presidente estadounidensepodría provocar "un río de sangre".


El expresidente cubano Fidel Castro ha acusado al Gobierno de Estados Unidos de apoyar el derrocamiento del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y ha advertido de que un error en este sentido del presidente estadounidense, Barack Obama, podría provocar "un río de sangre".

"Es por ello preocupante que el Gobierno de Estados Unidos haya decidido en tales circunstancias promover el derrocamiento del Gobierno bolivariano (...). Un error de Obama, en tales circunstancias, puede ocasionar un río de sangre en Venezuela", ha advertido Castro en sus 'Reflexiones'.

El líder revolucionario cubano analiza en su artículo la situación política de Venezuela, elogia los avances logrados durante los años de gobierno de Chávez y destaca la importancia del futuro político del país. "En lo inmediato, todos los latinoamericanos y de modo especial nuestro país, serán afectados por el proceso que tiene lugar en Venezuela, cuna del Libertador de América", apunta.

En este contexto, Castro destaca la gravedad que supone el cáncer que sufre Chávez. "Chávez, un líder, que en doce años no conoció un minuto de descanso y con una salud de hierro se vio, sin embargo, afectado por una inesperada enfermedad (...). Desde entonces, con ejemplar conducta, ha cumplido estrictamente con las medidas pertinentes sin dejar de atender sus deberes como Jefe de Estado y líder del país. Me atrevo a calificar su actitud como heroica y disciplinada", continúa Castro.

El exdirigente cubano alerta de la posibilidad de que "la oligarquía" venezolana intente aprovechar esta enfermedad para derrocar a Chávez, al que compara veladamente con dirigentes históricos como el colombiano Jorge Eliécer Gaitán y el estadounidense Martin Luther King, ambos violentamente asesinados.

En cualquier caso, Castro desdeña los rumores sobre luchas intestinas entre los dirigentes bolivarianos ante una posible desaparición de Chávez. "Por otro lado, insistir en la calumniosa campaña de que en la alta dirección del Gobierno bolivariano existe una desesperada lucha por la toma del mando del gobierno revolucionario si el Presidente no logra superar su enfermedad, es una grosera mentira. Por el contrario, he podido observar la más estrecha unidad de la dirección de la Revolución Bolivariana", apostilla.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es