14 de octubre de 2019, 22:19:43
Entrevistas

Filósofo y escritor


Fernando Savater: "el epicentro de la cultura se ha trasladado a Internet"



El filósofo y escritor español Fernando Savater consideró, en declaraciones a Efe, que el epicentro de la cultura está hoy en Internet y ya no hay centros geográficos que se alcen con esa categoría.

"El epicentro de la cultura se ha trasladado al mundo virtual de Internet, y no tiene sentido protestar por ello, porque la historia no tiene libro de reclamaciones", dijo el filósofo español que participa en Nueva York en el festival literario Voces del mundo del Pen Club.

Savater (San Sebastián, 1947), en el contexto de este festival fundado por Salman Rushdie, participa en un mesa redonda organizada por el Instituto Cervantes de Nueva York, además de que impartirá una conferencia junto al irlandés Hugo Hamilton y colaborará con otros escritores en uno de los eventos programados, que recibe el título de "Safari literario".

El autor de "Ética para Amador" apuntó a Efe que "aunque Nueva York conserva un aura especial", el epicentro de la cultura "ya no se encuentra en una localización geográfica, sino que se ha trasladado al mundo virtual, a las redes sociales, que son las que establecen vínculos con toda rapidez".

En ese sentido, el ensayista remarcó que todo nuevo movimiento "aporta ganancias y pérdidas, y las personas de más edad nos solemos acordar más de las pérdidas y no valoramos tanto las ganancias como los jóvenes, porque no las vamos a disfrutar ya en la misma medida, pero así es como debe ser".

"Sea como sea, es absurdo protestar, porque la historia no tiene libro de reclamaciones, y siempre ha sido así", subrayó.

Sin embargo, indicó que la tecnología pone encima de la mesa "un reto muy grande y peligroso, que es el de la piratería, ya que el robo de la propiedad intelectual supone una amenaza grave para la continuidad de la creación, especialmente en países sin una educación y complacientes con el mangante, como España".

Savater aseveró que en España "existe manga ancha y una simpatía suicida por parte de algunos autores, que quieren hacerse los simpáticos con el mangante y minimizan la magnitud de este fenómeno tan grave que puede devaluar la creación literaria".

En cuanto a la supervivencia del libro en papel, el ganador del Premio Planeta, por "La hermandad de la buena suerte", afirmó que "le queda un largo recorrido y convivirá con lo digital, aunque poco a poco, será algo más restringido, que guardaremos por aprecio, ya que los 'e-books' son más fáciles de manejar y cómodos".

"Pero si el libro en papel se hubiera inventado después de la computadora, ahora se consideraría un gran avance, porque realmente es un invento que está muy bien", apostilló.

El escritor ha publicado recientemente un nuevo título, "Los invitados de la princesa", con el que se ha alzado como ganador del Premio Primavera de Novela 2012.

En él cuenta la historia de un grupo de intelectuales que quedan atrapados en una isla, tras la erupción de un volcán, en la que comienzan a contarse historias "que son un repaso de las supersticiones de la cultura contemporánea", explicó.

Esta novela, según Savater, bebe del modelo literario instituido en "Los cuentos de Canterbury" por Geoffrey Chaucer (1343-1400) o en "El Decamerón" por Giovanni Boccaccio (1313-1375), pero para ella también se inspiró en la experiencia autobiográfica de no poder abandonar Milán debido a la entrada en erupción de un volcán islandés en 2010, por lo que se cerró el tráfico aéreo.

Además, en "Los invitados de la princesa", Savater recupera los géneros literarios de la fantasía, las aventuras o el terror, "que se consideran menores, pero a través de los cuales se llega al amor por la literatura".

"No se empieza a amar la literatura con Marcel Proust", remarcó el filósofo, que precisamente abordará este tema en su charla de hoy en el Instituto Cervantes de Nueva York.

Por otro lado, Savater, miembro del Foro de Ermua y de otras organizaciones en contra de la violencia de Eta, recalcó que "aunque la suspensión del terrorismo es espléndida, en el País Vasco todavía falta una clara reivindicación de la Constitución y que la democracia tenga allí su oportunidad".

"Que los partidos no nacionalistas jueguen al nacionalismo es irritante, hay que tomar conciencia de que, cuando eres vasco, no tienes ninguna obligación de ser vasquista, igual que el español no tiene por qué ser hispanista", concluyó.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es