18 de enero de 2020, 10:45:52
Deportes

real madrid 4 mallorca 1


Festín de goles del campeón para cerrar la liga de los 100 puntos


El Real Madrid pone el broche de oro a la liga de los récords. Los de Mourinho logran los 100 puntos y obtienen la cifra de 121 goles tras derrotar en la última jornada de la Liga BBVA a un Mallorca flojo, que buscaba el último tren para subirse a Europa. Sin embargo, la otra cara de la moneda es Cristiano Ronaldo, con 46 goles en liga, tras el tanto ante el Mallorca, no consigue revalidar el trofeo pichichi ante su perseguidor más directo, Liones Messi.


El Santiago Bernabéu se vistió de gala con un gran mosaico blanco, en el que se podía leer 'Gracias campeones', para recibir al vigente campeón de la Liga BBVA. El equipo de los récords no podía terminar la temporada de la mejor manera: último partido en casa, con pasillo de honor de los jugadores del Mallorca y una fiesta post partido blanca para ofrecer el trofeo a la afición.

José Mourinho quiso terminar la temporada a lo grande y para ello dispuso sobre el terreno de juego a todo su arsenal con el objetivo de alcanzar los 100 puntos. Los once que salieron del principio fueron Casillas, Arbeloa, Pepe, Ramos, Marcelo, Khedira, Xabi, Cristiano Ronaldo, Özil, e inlcuso Higuaín acompañando a Benzema. Por su parte, Joaquín Caparrós, alineó de salida a Aouate, Cendrós, Ramis, Chico, Cáceres, Martí, Pina, Bigas, Castro, Pereira, Víctor.





El equipo merengue salió desde el primer minuto mordiendo a su rival y con hambre de goles. La ofensiva blanca evitó que el equipo visitante tomara las riendas del partido. Es por ello que no tardó mucho en avisar al conjunto blanco. Una internada por la banda de Cristiano acabó con un remate de Higuaín a la grada.

Unos minutos más tarde llegó el primer susto para conjunto balear. El colegiado del partido, José Luis González, anuló un gol a Gonzalo Higuaín por fuera de juego. Las ocasiones se sucedían pero no encontraban puerta. Sin embargo, Cristiano Ronaldo abrió la lata goleadora el minuto 18. Un gran centro desde la izquierda de Marcelo, ponía en bandeja el cabezazo del portugués, que se impuso en el salto a dos defensas del Mallorca y picó con potencia, imposible para Aouate. Con este gol, el luso cerraba el círculo perfecto; un gol a todos sus rivales de la Liga en el mismo año.

El Madrid estaba cómodo en el campo y no tardó en llegar el segundo tanto. Una recuperación del Madrid en campo del Mallorca acabó con un balón fácil del Pipa para Benzema, que no falló.

La primera mitad no dio mucho más de sí. Dos ocasiones aisladas del Mallorca que pusieron en aprieto al meta madridista y otra de Ronaldo para el Madrid tas un gran balón de Khedira. Por lo demás, antes de acabar la primera mitad, Mourinho quiso hacer el primer cambio de la tarde. El técnico madridista daba entrada a Raúl Albiol por Álvaro Arbeloa.

La segunda mitad tampoco defraudó en cuanto a goles. Pese a que el Mallorca intentó acortar el marcador con un tiro lejano de Pina, fue Mesut Özil quien ponía el tercero para los blancos. Una segunda asistencia del Pipa, hizo que el alemán la pusiera con calidad lejos del alcance de Aoute.




Sin embargo, unos minutos más tarde, el Mallorca entraba al partido y esta vez sí, encontraba portería. Una buena recuperación del conjunto balear hizo que el Chori Castro, con un remate seco, acortara distancias.

Pero la respuesta del Madrid no se hizo esperar. El alemán, en estado de gracia colocaba el cuarto de la tarde en el marcador. Fantástica definición de Ozil, con la derecha, tras una perfecta diagonal de Marcelo.

Entre tanto, José Mourinho hacía efectivo el segundo cambio de la tarde. El técnico luso quiso homenajear a Higuaín. Ángel Di María entraba en el terreno juego tras una gran ovación del Bernabéu al Pipa. Unos minutos más tarde agotaba los cambios y entraba Fabio Coentrao por Marcelo.

Özil estaba iluminado. Otro jugadón del alemán que Ronaldo no llegó a un gran pase magistral. Sin embargo, en la siguiente jugada iba ser más clara. Un gran pase de Di María dejó solo al portugués que intentó irse del meta balear pero sin premio aklguno.

El partido no tuvo más y el colegiado no quiso alargarlo más. La afición blanca despidió con una sonora ovación a su equipo campeón, que tras una gran temporada, y tras acabar con la hegemonía del Barcelona, echaba el cierre con unos números de récord.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es