29 de octubre de 2020, 0:57:06
Nacional

manifestaciones


Decenas de jóvenes ocupan el despacho del consejero balear de Educación. [red]Vídeo[/red]


Una treintena de jóvenes han entrado a la fuerza en la sede de la Conselleria de Educación del Govern balear en Palma y han ocupado durante casi una hora el despacho de su máximo responsable, Rafael Bosch, tras lo que fueron desalojados por la Policía, que los ha identificado. Tras ser informado personalmente del incidente por el delegado del Gobierno, José María Rodríguez, el conseller ha comparecido en los pasillos de la Cámara para condenar un acto "violento" que, a su juicio, no responde al legítimo derecho a la protesta de la comunidad educativa.


La Policía Nacional ha aclarado que ha identificado y no detenido a 30 jóvenes, que han "ocupado" esta mañana el despacho del conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, precisando así las palabras del propio conseller, quien en los pasillos del Parlament había asegurado que se había arrestado a 30 personas.

Concretamente, una decena de agentes de la Policía Nacional ha desalojado uno a uno a los cerca de sesenta estudiantes, pertenecientes a la asamblea de la UIB, que han "ocupado" este mediodía la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades, en Palma de Mallorca, para protestar por los recortes del Govern en materia educativa.

Así, los agentes han ido identificando a los jóvenes, al tiempo que los han ido sacando del edificio, sin que se produjeran incidentes. Algunos de ellos se han negado a cooperar, por lo que han sido sacados arrastras. Durante el desalojo, han requisado la cámara a uno de los jóvenes.

El desalojo se ha producido, después de que a las 13.00 horas, unos sesenta jóvenes entrara en la Conselleria de Educación, donde han colgado una pancarta en la que se podía leer 'Educación recortada, Conselleria ocupada'.

Una vez dentro, una veintena de ellos ha logrado entrar en el despacho del conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, quien, no obstante, no se encontraba en el interior, por lo que han optado por salir y realizar una sentada en la puerta.



Los sesenta estudiantes, pertenecientes a la asamblea de la UIB, habían asegurado que no se irían de la Conselleria de Educación si el Ejecutivo balear "no rectifica" de sus recortes, por lo que han permanecido sentados en la cuarta planta del edificio, donde está ubicado el despacho de Bosch, hasta que han sido desalojados por la Policía Nacional.

Previamente al desalojo, uno de los estudiantes ha leído un manifiesto en el que criticaba que el PP, "aprovechando el contexto de crisis capitalista, acelera con sus medidas de los últimos meses la transformación del modelo educativo hacia lo que representa desmantelar la enseñanza pública".

"En respuesta a estos ataques, que padece directamente la comunidad educativa y en solidaridad con el resto de luchas en defensa de la lengua, la sanidad pública y el territorio, la asamblea de la UIB ha decidido ocupar la Conselleria y no nos iremos de aquí hasta que el Govern recule en todos y cada uno de los ataques que ha lanzado contra la educación", ha remarcado.

Entre los recortes, ha citado "la reducción del 20 por ciento en el presupuesto de educación, el aumento de las tasas universitarias, la introducción de la limitación de plazas en todas las carreras; el aumento de la ratio de alumnos en escuelas e institutos; el ataque contra la lengua catalana y sus hablantes; la reducción de becas y el aumento escandaloso de las tarifas de transporte público".

Por ello, ha exigido al Ejecutivo balear que "rectifique" y ha pedido al equipo rectoral de la UIB que se declare "insumiso ante la escandalosa subida de las tasas el próximo curso", al tiempo que ha reclamado que "se congelen los precios de las matrículas universitarias y se bajen para las familias que están padeciendo una situación económica difícil".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es