18 de enero de 2020, 13:45:46
Economía

sistema financiero


La fusión entre Caja España-Duero y Unicaja culminará el próximo otoño



La fusión entre Caja España-Duero y Unicaja estará concluida previsiblemente "en términos jurídicos" a principios o mediados de otoño, ha dicho hoy en Valladolid el presidente de Unicaja, Braulio Medel. Tras su reunión con el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en la que también ha participado el presidente de Caja España-Duero, Evaristo del Canto, Medel ha confirmado que "están en conversaciones" con otros grupos financieros por si en un "futuro potencial" decidieran crear un ente más amplio, si bien ha insistido en que "no hay acuerdos ni preacuerdos" en ese sentido.

Medel ha defendido en rueda de prensa que el proyecto descansa sobre un plan "perfectamente solvente", que se está desarrollando en un momento "complicado", pero que se asienta en "unas bases muy solidas". Ha destacado lo acertado de la fusión, ya que es uno de los seis proyectos de unión de cajas que están en pie y que "no están bajo control público".

Ambas cajas tienen un "elemento común" y es que son líderes "claros" en sus respectivos territorios: Caja España-Duero, en Castilla y León, y Unicaja, en Andalucía, en una posición que pretenden seguir ocupando. El proyecto de fusión está "encarrilado", va a buen ritmo y con un espíritu de colaboración pleno.

La proporción en la que participará cada caja en la nueva entidad será del 30 por ciento para Caja España-Duero y el 70 por ciento para Unicaja, porcentaje que "está cerrado", según ha dicho.

En cuanto a la viabilidad de las respectivas obras sociales, Medel ha desvelado que existe un "remanente" para "dos o tres" años que garantizará la viabilidad de los proyectos sociales. El nombre de la nueva entidad financiera aún no está decidido, aunque "sería un despilfarro" cambiar el de las sucursales, por lo que éstas seguirán conservando el de Caja España, Caja Duero y el de Unicaja.

Sobre el acuerdo laboral, no ha augurado cuándo se producirá, si bien ha advertido de que "hay que reducir costes". Medel se ha mostrado satisfecho por cómo va el proyecto de fusión, que nace con tres fines: ofrecer mejor servicio a los clientes, a los territorios y velar por el futuro de sus trabajadores.

En cuanto a las participaciones de estas cajas en proyectos empresariales, ha dicho que seguirán apostando "por los que merezcan la pena", si bien ha advertido de que no se mantendrán aquellos "inviables que supongan una sangría de dinero".

Se trata de la primera visita institucional de Medel a Castilla y León, donde se ha estrenado con una reunión con el presidente de la Junta de Castilla y León, en la que este le ha expresado el "apoyo claro" a esta integración, según Medel, que ha considerado "muy importante" y "fundamental" este apoyo, teniendo en cuenta que pretenden conservar su liderazgo en Castilla y León. Ha destacado la situación de la economía de Castilla y León, que, según la Fundación de Cajas de Ahorro, es la que mejor se comportó en 2011.

El plan de integración de Caja España-Duero y Unicaja se aprobó el 26 de septiembre de 2011, si bien el proyecto se demoró por las nuevas necesidades de recapitalización del sistema financiero. En marzo pasado, se aprobó un plan de integración de Unicaja Banco y Banco Caja España-Duero (Ceiss), que es en el que están trabajando.

Tras la reunión, ha comparecido también el presidente de Caja España-Duero, quien se ha mostrado "enormemente satisfecho" con este proyecto, "vitalista y potente"; así como el consejero de Economía de Castilla y León, Tomás Villanueva, que ha dicho que el proyecto "evoluciona muy bien".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es