16 de diciembre de 2019, 15:14:58
América

Elecciones en México


Peña Nieto a favor de mantener el Ejército en la lucha contra los narcos


El candidato a la presidencia de México por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, aseguró en una entrevista concedida a Efe desde la ciudad de Tijuana; que está a favor de mantener el Ejército en las calle para continuar en la lucha contra el narcotráfico, cuya violencia se ha cobrado en los últimos seis años la vida de más de 50.000 personas.


El favorito para las elecciones presidenciales de México, Enrique Peña Nieto, se pronunció a favor de una retirada "gradual" del Ejército en la lucha contra el narcotráfico, pero evitó dar plazos para que vuelva a los cuarteles.

"El Ejército debe mantenerse porque es un reclamo y aclamación de las sociedades de varias entidades (estados) del país", afirmó Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en una entrevista con Efe en esta ciudad del noroeste de México.

"Mientras no tengamos condiciones nuevamente de paz y tranquilidad, difícilmente podemos tomar la decisión de que el Ejército regrese a los cuarteles. Lo deberá hacer de manera gradual", insistió Peña Nieto.

Los militares mexicanos fueron sumados a la lucha contra el narcotráfico desde que asumió el poder el presidente Felipe Calderón, el 1 de diciembre del 2006, para combatir una ola de violencia que desde entonces ha causado unos 50.000 muertos.

Según Peña Nieto, delitos como el homicidio, el secuestro y la extorsión han crecido en México 2 ó 3 veces desde hace seis años, por lo que la decisión de disminuir la violencia se ha convertido en una "tema central". "Pero no es para fijar plazos" sobre una posible retirada del Ejército, insistió.



Peña Nieto, en una entrevista que concedió al final de una gira de campaña en el estado de Baja California, se mostró convencido de que debe existir un "combate frontal" contra el crimen organizado y el narcotráfico.

Rechazó insinuaciones en ciertos políticos sobre una supuesta disposición del PRI para negociar un final de la guerra con los cárteles, una posibilidad "infundada" y que sólo pretende desprestigiar al partido, que acaparó el poder en México desde 1929 hasta el año 2000.

Cansado por los dos actos electorales que acababa de cerrar este domingo, el candidato del PRI, de 45 años, repasó el desarrollo de la campaña electoral, que se prolonga desde fines de marzo, y los nuevos elementos que han irrumpido.

Entre ellos se refirió a las movilizaciones de los jóvenes universitarios de las últimas semanas, que han salido a las calles para protestar por la manipulación televisiva y criticar la figura de Peña Nieto.

"Lo observo como expresiones genuinas y una muestra de la vitalidad de nuestra democracia", dijo Peña Nieto, quien rechazó que estas protestas pueda considerarse como una "primavera mexicana", semejante a la que estalló en los países árabes.

"Hay dudas (entre los jóvenes), hay postulados muy claros de lo que sin duda México debiera tener en esta condición democrática", añadió, pero insistió en que la situación política de México es muy distinta a la de las naciones árabes.

"En nuestro régimen -añadió- es la mayoría de la sociedad (...) la que va a definir cuáles son las opciones políticas que son de su preferencia", afirmó el candidato presidencial del PRI.

Peña Nieto figura en primer lugar en todas las encuestas previas a los comicios del 1 de julio, seguido del aspirante de una coalición de izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, y de la candidata del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota.

Sus rivales políticos echan en cara a Peña Nieto que se ha convertido en la nueva imagen de un viejo PRI que intenta reconquistar el poder, pero su candidato presidencial considera que esa "preocupación" no tiene sentido.

"La gran mayoría de los que participamos en el partido representamos una nueva generación, una generación que creció en la cultura democrática", insistió, y señaló que el PRI se proyecta como "la opción política donde se cifra la opción de cambio con rumbo y estabilidad".

Con camisa blanca y pantalón oscuro, Peña Nieto llegó a la entrevista después de ser aclamado en un mitin con mujeres de su partido en el centro de esta ciudad y de reunir a miles de seguidores al costado de la plaza de toros de Tijuana.

El candidato del PRI dijo que, de llegar el 1 de diciembre a la residencia presidencial de Los Pinos, su primera decisión sería convocar a todas las fuerzas políticas "para buscar puntos de coincidencia" para "el cambio que se necesita".

Pero negó que eso implique llegar a la formación de un gobierno de coalición, propuesta que ha hecho Vázquez Mota. "La coalición es un modelo que no tiene lugar en un régimen presidencial como en México; cabe en los modelos parlamentarios, pero México tiene un régimen presidencial", afirmó Peña Nieto.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es