28 de julio de 2021, 6:49:20
América

Réplicas del Mohajer


Un funcionario iraní a cargo de los aviones espías venezolanos


EEUU ha elevado su alerta sobre Venezuela, cuyo gobierno la semana pasada inauguró una fabrica de pólvora y de aviones no tripulados, similares a los “drones” estadounidenses. Según el diario “El Nuevo Herald”, un funcionario iraní vinculado con el programa de misiles balísticos de la nación persa, es el responsable de este misterioso programa militar venezolano.


La presencia iraní en Suramérica mantiene en alerta al gobierno de los Estados Unidos, que ve con preocupación la influencia que ejerce la República Islámica en los programas de defensa en países como Venezuela y en donde operan sus principales compañías militares. Las mismas que han sido sancionadas por la comunidad internacional.

La semana pasada, el presidente venezolano, Hugo Chávez inauguró una fábrica de aviones no tripulados, llamados M2, como una iniciativa de su gobierno por convertir a Venezuela en una “potencia social y económica”, la cual ha recibido la colaboración de Irán, China y Rusia.

El gesto elevó la preocupación de EEUU hacia ese país por el desarrollo y uso que le dará Caracas a sus “drones”, que según el presidente de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), Julio Morales Prieto, es el segundo mejor de Suramérica, aunque señaló que su fabricación está destinada "exclusivamente para la defensa de la nación" y para tareas de reconocimiento territorial.

Sin embargo el diario hispano estadounidense da a conocer en su edición digital, que dicho proyecto no está a cargo de funcionarios venezolanos, si no de un alto cargo militar iraní vinculado al desarrollo del programa de misiles balísticos impulsados por la República Islámica: el ingeniero de la Guardia Revolucionaria, Ramin Keshavarz.

De acuerdo con el “El Nuevo Herald”, Keshavarz fue designado por la Aeronautic Industry Organization (AIO).- una unidad de la Defense Industry Organization (DIO), perteneciente al Ministerio de Defensa de Irán- para que viajara Venezuela y se hiciera cargo de la construcción de las instalaciones de la misteriosa fábrica.



Según los documentos a los que tuvo acceso el citado diario, Keshavarz es el responsable de denominado Proyecto M2, nombrado “M” en referencia al modelo de avión no tripulado de fabricación iraní Mohajer. Lo que ha obligado a la administración Obama a intensificar la vigilancia sobre Venezuela, en donde también opera la Parchin Industries. La empresa responsable de elaborar el combustible que emplean los misiles de mediano alcance desarrollados por el país islámico y que ha sido penalizada tanto por los Estados Unidos como la Unión Europea, con el fin de frenar al programa nuclear persa.

Hasta el momento Washington ha identificado seis modelos diferentes de “drones” que estarían siendo importados al país suramericano, que el Ejecutivo de Chávez los ha rebautizado como: Arpía, Arpía 2, Aguaitabo, Justiciero, Vengador y Venezolano.

Asimismo, las fuentes consultadas por el “Nuevo Herald”, que solicitaron mantenerse en el anonimato, apuntaron a que el proyecto presenta irregularidades significativas que no corresponden con las características del programa, como sus excesivos costes o los misteriosos envíos desde Irán a Venezuela de un elevado número de contenedores, que nada tienen que ver con los polémicos aviones, cuyas sargas están siendo camufladas por sendos gobiernos y a las que el Pentágono les sigue la pista de cerca, más aún tratarse de instalaciones militares secretas controladas por los iraníes.

Ahmadineyad de paso por Caracas

Mientras EEUU observa con atención a su vecino suramericano, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, aprovechará su paso por la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20 a celebrarse Brasil desde el 20 al 22 de junio, para visitar a su homólogo venezolano Hugo Chávez en Caracas y de esta manera seguir avanzando en lo que consideran su alianza binacional "para la paz".

El último encuentro entre sendos líderes tuvo lugar el pasado 9 de enero, en el inicio de una gira que llevó el presidente de la República Islámica a visitar también a sus colegas de Bolivia, Evo Morales y de Ecuador, Rafael Correa, en un momento en que la comunidad internacional aumentó la presión contra Teherán por su programa nuclear.?

Durante la visita, la quinta de Ahmadineyad a Venezuela, ambos mandatarios se prometieron amistad "para siempre" y reafirmaron su alianza para "frenar la locura imperialista".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es