16 de julio de 2019, 12:06:30
Sociedad

con la vista puesta en nuevos hallazgos


Arranca una nueva campaña de excavaciones en Atapuerca


La campaña de excavaciones en la Sierra de Atapuerca, en Burgos, ha comenzado hoy con las perspectivas de lograr "muy buenos" resultados, ya que "en su conjunto y en cada uno de los yacimientos, son los más importantes de la historia para su época correspondiente".


Uno de los codirectores del equipo de investigación de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, ha presentado este lunes la campaña de excavaciones en la Sierra de Atapuerca, en Burnos, y ha sostenido que la discusión está "en la posición que ocupan las diferentes especies" en la evolución humana.

En el corazón de los yacimientos burgaleses, donde los tres codirectores han recibido a los medios de comunicación en el arranque de una nueva campaña de excavaciones, Arsuaga ha insistido en que el debate está en "en el último millón de años en Europa y eso está vinculado al "Homo antecessor", más "que a los fósiles de la Sima, que desde el primer momento se supo que corresponden a una línea evolutiva que corresponde a los neandertales".

Se ha referido así al artículo del profesor inglés, Chris Stringer, para quien los restos de la sima burgalesa no tienen 600.000 años de antigüedad, sino 400.000, y, además, no se pueden atribuir al "Homo heidelbergensis", que considera una especie previa a la hallada en Atapuerca, cuyos métodos de datación también parece cuestionar.

"Si hubiéramos encargado esta controversia, no lo habíamos hecho mejor", ha destacado Arsuaga, quien ha calificado el yacimiento de la Sima de los Huesos como "una colección única de fósiles humanos que permite estudiar una especie desaparecida" y ha sostenido que se trata de "un jamón del que todo el mundo quiere sacar lonchas".

El científico ha anunciado que "la Sima de los Huesos y alrededores será noticia en otoño o invierno en alguna revista de primera línea", ya que han acumulado "mucha información en los últimos años con todo lo que se ha ido recuperando", donde "se notará un gran avance".

Por su parte, el codirector de los yacimientos José María Bermúdez de Castro ha avanzado que "como todos los años aparecerán muchos fósiles, miles, y encontraremos mucha información", y ha añadido que la previsión es "muy buena" porque los yacimientos "dan resultados espectaculares cada cierto tiempo".

Bermúdez ha sostenido que las expectativas al comienzo de cada campaña son siempre las mejores, ya que en 1992 aparecieron los restos de Homo Antecessor y en 1999, el fósil más antiguo de Europa.

Según sus palabras, en la Sima del Elefante "hay que ampliar la excavación y esperar a que salgan más restos" y "puede suceder que el resto del cráneo de la mandíbula hallada de hace 1,3 millones de años pueda estar con 20 metros de sedimentos y los restos no se encuentren hasta dentro de cien años".

Ahora mismo, el equipo trabaja en el momento de la época del primer europeo, es decir, en torno a un millón de años y el objetivo es ampliar la excavación, ya que cuando se construyó el puente apareció parte de la roca que forma parte de la pared de la cueva, "hay que seguir avanzando", ha anotado Bermúdez.

El otro codirector, Eudald Carbonell, ha planteado que "cada vez que se hace una reestructuración está pensada para obtener más eficiencia en los registros". En Gran Dolina, donde aparecieron los fósiles de "Homo antecessor", se podría encontrar un uso de la cueva mucho más antiguo porque fósiles de animales y herramientas ya se han podido conocer, y "un fósil humano en esos niveles sería una gran noticia", ha reflexionado Carbonell.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es