14 de diciembre de 2019, 12:39:27
Nacional

crónica política


El TC sobre Sortu: "Sostenella y no enmendalla"



El mismo resultado que en el caso de Bildu, seis votos a favor y cinco en contra a favor de la legalización de Portu. Con el presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, propuesto en su momento por el PSOE para ocupar un puesto en esta institución, votando a favor de la legalización de este partido nacido de la estrategia de ETA, según la sentencia del Tribunal Supremo de marzo de 2011. Satisfacción en el PSOE, las formaciones nacionalistas y de izquierdas tras este segundo “revolcón” del Constitucional al Supremo en cuanto a la legalidad de los partidos procedentes del mundo etarra se refiere. Consternación, e incluso indignación, en el Gobierno, el PP, UPyD y las víctimas del terrorismo.

Desde el Ejecutivo, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que “discrepa claramente de la sentencia del TC”, aunque se acata la decisión del Tribunal. No obstante, hasta conocer el texto íntegro del fallo, no ha querido ir más lejos, aunque ha reiterado que “con Portu o sin Portu, la izquierda abertzale tiene que condenar el terrorismo, pedir perdón y la disolución incondicional de la banda”.

Fuentes populares consultadas por este diario subrayan que con esta decisión, el Constitucional ha vuelto a “dar un palo”, como hizo con Bildu, a un instrumento que ha sido fundamental en la lucha contra ETA, como ha sido la ley de Partidos Políticos, que impide presentarse a formaciones relacionadas con bandas terroristas estar presentes en la vida política y presentarse en citas electorales, “hecho que había dejado fuera de juego a los etarras durante un tiempo en su intento de volver a las instituciones públicas”.

Desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), su presidenta, Ángeles Pedraza, ha afirmado que el fallo del TC “ha dejado claro que estaba todo pactado con Zapatero y su Gobierno, que han dejado la hoja de ruta a este Gobierno para que termine de rematar” la política antiterrorista del Ejecutivo socialista. A juicio de Pedraza, el PP y el PSOE han tenido “paralizada la renovación del Tribunal Constitucional hasta obtener una resolución favorable a Sortu”.

En el plano económico, día relativamente tranquilo, con la prima de riesgo bajando y el interés de la deuda española por debajo del límite crítico del siete por ciento y eso pese a que Bruselas haya negado un posible rescate a nuestro país y a Italia, que por cierto, según los medios consultados por “El Imparcial”, empieza sonar casi con la misma fuerza que nuestro país en las maniobras para acabar con el euro.

El ministro de Hacienda, que ha ejercido de “presidente en funciones” en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados ante la ausencia del jefe del Ejecutivo y de la vicepresidenta por motivos de agenda internacional, tanto en el mensaje como en actitud, según las fuentes consultadas, ha reclamado a la oposición, principalmente al PSOE, y a su portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, que no “utilicen la palabra rescate, porque España no ha sido rescatada y no necesita ningún rescate”.

También en la Cámara Baja, el anuncio por parte del Gobierno de que no habrá debate sobre el estado de la Nación ha provocado el enfado de la oposición, principalmente del PSOE. Desde las filas socialistas se esperaba que este debate sirviera para someter al jefe del Ejecutivo a una dura prueba en el Parlamento sobre las políticas que lleva a cabo, y que consideran que solamente han servido para recortar derechos sociales y no para crear empleo. Desde el Gobierno y el PP, se recuerda que no es la primera vez que no se celebra un debate de este tipo y menos cuando el Ejecutivo lleva ejerciendo apenas seis meses. Las fuentes consultadas recuerdan que esta sesión parlamentaria se celebra anualmente “y sería repetitivo insistir en lo mismo que se debatió en la sesión de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Lo que se provocaría es más ruido por parte del PSOE, que en nada ayuda en estos momentos a solucionar los problemas de España”.

En Algeciras, importante visita de Su Majestad el Rey. Don Juan Carlos ha querido dar con su presencia en la zona su apoyo tanto a los pescadores de la zona como a la Guardia Civil, comprometidos en una difícil situación ante el acoso que sufren por parte de las autoridades de la colonia británica de Gibraltar. El Monarca, vestido con el uniforme de capitán general, ha visitado al “buque insignia” de la Benemérita que opera en esa zona en defensa de los pescadores españoles, el patrullero “Río Segura”, pocos días después de que el príncipe Eduardo, hijo de la Reina Isabel II, visitara el Peñón con motivo de la celebración del sesenta aniversario del jubileo de su madre en el trono británico, presencia que el Ejecutivo español consideró como una provocación.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es