25 de febrero de 2020, 16:54:25
Sociedad

"marcha del carbón"


La minería del carbón suma 42 jornadas de huelga y un rosario de negociaciones fallidas



El sector de la minería del carbón acumula a día de hoy 42 jornadas de huelga indefinida por el recorte en las ayudas públicas al carbón, que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha defendido en las múltiples reuniones que ha mantenido en los últimos meses con empresas y trabajadores.

Para intentar desbloquear la situación, el titular del departamento, José Manuel Soria, se ha encontrado esta semana con los responsables estatales de Industria de UGT y CCOO, que afirmaron a su salida que, pese a que habían acudido al Ministerio con esperanzas de abrir una vía de negociación, no se han producido acercamientos entre las posturas de las partes.

Los recortes en las partidas para el carbón alcanzan el 63 %, una rebaja que propiciaría, en opinión de patronal y sindicatos, el cierre de las explotaciones carboníferas en España.

Las conversaciones entre el Ministerio y el sector permanecen estancadas porque, por un lado, Industria apunta que los ajustes para alcanzar el objetivo de déficit público constriñen la concesión de ayudas y, por otro lado, los representantes de los trabajadores rechazan el ofrecimiento de Soria para negociar el Plan del Carbón 2013-2018 si el Gobierno mantiene los recortes.

En este sentido, mientras el ministro destaca la importancia de contar con un nuevo programa para transferir fondos a partir del 1 de enero de 2013, los sindicatos dicen que si se consuman los recortes de este año no quedará actividad en las minas para entonces.

Ante este diálogo encallado, los mineros decidieron a finales de mayo comenzar sus movilizaciones con cuatro días de paros en dos semanas, que rápidamente se extendieron a una huelga general para el sector.

Los trabajadores han provocado durante los últimos meses en las cuencas mineras numerosos cortes de carretera y de vías ferroviarias con barricadas, que han generado incidentes violentos con la Policía.

En declaraciones a Efe, el secretario del sector minero en Aragón de UGT, Aurelio Rodrigo, ha asegurado que la violencia que se ha creado no se puede sostener. "Un gobierno responsable no puede mantenerla. No pueden estar en un despacho viendo cómo se matan, cómo se enfrentan los mineros y la Policía", ha añadido.

Aunque los trabajadores van a llevar sus movilizaciones "hasta el final, cueste lo que cueste y dure lo que dure", según Rodrigo, este dirigente se teme "lo peor" si la escalada de violencia continúa.

Junto a las acciones en las cuencas carboníferas -que también han incluido encierros de trabajadores en organismos públicos y minas de Asturias, León y Teruel-, el 22 de junio se inició la "marcha negra", que llega hoy a la Comunidad de Madrid, con el objetivo de protagonizar una gran manifestación en la capital el próximo día 11.

Los más de 200 trabajadores partieron en junio de Mieres (Asturias), Andorra (Teruel), Bembibre (León) y Villablino (León). Sus ánimos, según Rodrigo, "van muy bien" y están recibiendo muestras de afecto de muchos vecinos de las localidades por las que están pasando, algo "emotivo" que agradecen los miembros de la marcha.

"Cada vez, el objetivo está más cerca", ha destacado Rodrigo, quien ha adelantado que la intención de la organización es que las dos ramas de la marcha -la de los trabajadores turolenses y la de los castellanoleoneses y asturianos- confluyan en Madrid capital en la noche del martes 10.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es