5 de diciembre de 2019, 16:59:47
Opinion


RAJOY PERDERÍA HOY LA MAYORÍA ABSOLUTA

Luis María ANSON


Si Mariano Rajoy consigue superar el zarandeo al que le van a someter los sindicatos en los próximos meses, convocará elecciones generales para el invierno del año 2016. Parece un horizonte lejano pero es poco tiempo para presentar una imagen reelegible, porque parece claro que 2013 será un año en recesión y con suerte las cuentas públicas se estabilizarán en 2014. Al presidente le quedaría poco más de un año para presentarse de forma decorosa a las elecciones generales.

Como las reformas, la recesión, la agitación callejera son ya inevitables, el entorno de Mariano Rajoy debe acelerar lo más posible la salida de la crisis. En otro caso, el Partido Popular será barrido en las urnas. Dadas las circunstancias que condicionan hoy al Partido Socialista, la derrota del PP proporcionaría a España una fórmula parecida a la andaluza, es decir, el Frente Popular, la alianza para el Gobierno del Partido Socialista y el Partido Comunista, enmascarado tras Izquierda Unida.

Son muchos los que tras analizar estos datos consideran conveniente estimular a Mariano Rajoy con el fin de que se esfuerce al máximo y disponga de tiempo suficiente para retocar su imagen antes de las generales del año 2016. Hoy por hoy, solo ocho meses después del 20-N, si hubiera elecciones, perdería la mayoría absoluta y se dibujaría un horizonte fren-tepopulista para España.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es