24 de agosto de 2019, 6:50:24
Economía

de la ue y del fmi


Portugal recibe 4.000 millones de euros con los que completa el 75% del rescate


Los 4.000 millones de euros que la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han liberado hoy para Portugal completan casi tres cuartas partes del rescate financiero que empezó a recibir hace un año este país, aún bajo presión de los mercados,


Mediante la entrega de 4.000 millones de euros que la UE y el FMI han dado a Portugal este martes se completan casi tres cuartas partes del rescate financiero que empezó a recibir este país hace un año. Ambas instituciones anunciaron formalmente la concesión de este nuevo tramo de la ayuda a Lisboa e hicieron públicos además sus informes finales, positivos, sobre la cuarta inspección realizada al país por la troika, que integran el FMI, la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE).

Los extensos análisis tanto de la UE como del FMI, que visitaron Lisboa en mayo para evaluar el grado de ejecución de las medidas de ajuste comprometidas por las autoridades lusas, coinciden en destacar que el Gobierno portugués, de signo conservador, está cumpliendo. Pero advierten de que "los riesgos han aumentado" por los problemas que afronta Europa y ponen en peligro que Portugal pueda alcanzar sus compromisos en los plazos previstos. "Los formidables retos permanecen. La inversión privada parece deprimida en vista de la débil demanda doméstica y las dificultades existentes para acceder a un crédito", apunta el FMI. Ese desalentador panorama se suma a los efectos del draconiano corte de la inversión pública aprobado para cuadrar los balances.

Todo ello, junto a la pronunciada subida del desempleo, situado en el 15 %, ha repercutido en una disminución brusca del consumo y, como consecuencia, en una caída de los ingresos lusos previstos por vía fiscal, lo que complica que el país logre reducir su déficit público hasta el 4,5 % del PIB este año, como se comprometió. "La meta del 4,5 % parece todavía factible, aunque los riesgos se han incrementado claramente", señala el FMI, que menciona en su informe por primera vez la posibilidad de flexibilizar este objetivo.

"Si fuese difícil alcanzar esta cifra como resultado de menores ingresos públicos de los inicialmente calculados, habría "una buena oportunidad para (...) ajustar el objetivo", argumenta.

Otra de las dudas que se mantienen sobre la situación lusa es si Portugal logrará volver a emitir deuda pública a largo plazo -es decir, con vencimiento superior a dos años- en el segundo semestre de 2013, debido a la presión de los mercados.

El Tesoro luso no subasta obligaciones desde que el país solicitara el rescate, en abril de 2011, ya que la ayuda de la troika cubre sus necesidades financieras a largo plazo hasta el próximo año. El organismo presidido por Christine Lagarde recuerda que los intereses que penalizan estos títulos en el mercado secundario -utilizado como referencia por los analistas- son todavía demasiado altos, pese a haber caído en los últimos meses.

En este sentido, desde Bruselas incidieron en que la UE facilitará a Portugal la ayuda necesaria si, pese a cumplir con el vasto programa de ajustes acordado, no logra sus metas, tal y como recuerda el Gobierno luso desde hace meses. Pero esa posibilidad en la práctica supondría un segundo rescate, con nuevos fondos.

Las previsiones de crecimiento de la UE reducen ligeramente la recesión estimada para este año en Portugal, que se sitúa en el 3 % (tres décimas menos que en su anterior informe trimestral), pero también bajan una décima el crecimiento previsto para 2013, calculado ahora en el 0,2 %. Portugal recibirá en agosto una nueva inspección de la troika, que desde mayo de 2011 ha entregado ya al país 57.100 millones de euros de fondos de la UE y el FMI, dentro del plan de 78.000 millones de euros acordado.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es