17 de septiembre de 2021, 9:50:05
Nacional

El PSOE reprocha la mala comunicación


"Desconozco otra manera de reducir el déficit público"



El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que es "absolutamente consciente" de que las últimas medidas adoptadas son "duras y difíciles" y que el esfuerzo que está pidiendo "a mucha gente le hace daño", pero ha garantizado a quienes protestan que España no tiene "otra alternativa".

Tras responder a los líderes de la oposición en el pleno del Congreso y escuchar su disconformidad con los últimos recortes, Rajoy ha sido preguntado en los pasillos de la Cámara Baja por las movilizaciones que se suceden en la calle y por las manifestaciones convocadas para este jueves por los sindicatos.

Ha dejado claro que las medidas adoptadas son "de ésas que a nadie le gusta tomar", pero ha insistido en que en la actual coyuntura es necesario hacer un esfuerzo si se quiere sacar a España de la crisis. "El Gobierno cree que hay que hacer un esfuerzo; ya sabemos que es duro, que a mucha gente le hace daño, pero si no lo hacemos, España no saldrá y si lo hacemos, España saldrá adelante", ha recalcado.

Según ha subrayado, lo único que mueve al Gobierno es que España crezca y que cree empleo. "Comprendo que esto hay mucha gente que no lo comparte; a mí hay cosas que no me gustan, pero en este momento no tenemos otra alternativa", ha subrayado. El jefe del Ejecutivo, como ha hecho en el hemiciclo ante los diputados, ha recordado que el país se ha endeudado mucho en los últimos años, ha gastado lo que no tenía y debe mucho dinero, por lo que hay instituciones que tienen incluso problemas para financiarse.

Segundo asalto, con las 'Sorayas'
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el Ejecutivo gobierna para los parados y ha explicado que se han recortado las prestaciones por desempleo para garantizar el equilibrio financiero del sistema, manteniendo la protección a quienes buscan empleo activamente. La vicepresidenta ha recordado que ese fue el mismo razonamiento que utilizó el PSOE para bajar en 1992 las prestaciones "más profundamente y con más dureza" de lo que lo ha hecho ahora el Gobierno.

En respuesta a la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, Sáenz de Santamaría ha explicado que la situación económica es ahora más complicada y difícil que entonces, cuando los socialistas además redujeron la duración de la prestación y el número de beneficiarios, según ha dicho.

Por su parte, la portavoz socialista ha criticado que en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes la vicepresidenta prefiriera hablar más en profundidad de la ley de costas que del recorte de las prestaciones y subsidios por desempleo. En opinión de Rodríguez, el Gobierno está tomando medidas contra el déficit público a costa de aumentar el "déficit democrático" y el "déficit moral".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es