26 de abril de 2019, 7:45:22
Economía

Murcia en cambio ha comunicado que solicitará la ayuda del Estado


Feijóo, al contrario que la mayoría de las autonomías, dice que Galicia está blindada y no necesita rescate



El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, garantiza que Galicia no pedirá un rescate porque "está blindada" contra una medida de este tipo, puesto que se trata de "la autonomía más solvente". Además, avanza que propondrá "de inmediato" una reducción del número de diputados en el Parlamento gallego, desde los 75 actuales a una cifra en torno a los 60.

Feijóo defiende también que el Gobierno central "está trabajando" para evitar un rescate al país y considera, en una entrevista concedida al diario La Voz de Galicia y recogida por Europa Press, que convocar elecciones anticipadas en el Estado sería "dimitir de las responsabilidades". "Los políticos tenemos que estar para desgastarnos nosotros, no los ciudadanos", sostiene.

En cuanto a la cita electoral en Galicia, el presidente gallego señala que "hay que dejar de marear" con la posibilidad de un adelanto y afirma que revelará la fecha "cuando toque". En cualquier caso, Feijóo indica que si hubiese querido "jugar con ventaja" habría convocado coincidiendo con los comicios en Andalucía.

El jefe del Ejecutivo gallego alude también a "la crisis interna" del PSdeG y su "evidente división" e ironiza con la situación del nacionalismo y, al ser preguntado por el BNG, replica: "De momento, hay tres, ¿no?".

En relación con el futuro de Novagalicia Banco, afirma que Galicia "pelea" por que se mantenga y salvar a la entidad. "Hoy hay unos buenos profesionales al frente del banco", afirma y considera, respecto a los gestores de las antiguas cajas que "hicieron un buen trabajo durante un tiempo y no estuvieron a la altura de las circunstancias al final".

Comisión sobre las cajas
Tanto José Luis Méndez, exdirector general de Caixa Galicia, como Julio Fernández Gayoso, expresidente de Caixanova y excopresidente de Novacaixagalicia, comparecerán en el Parlamento gallego dentro de la comisión de investigación que está anunciada. Este último ha sido llamado ya al Congreso, en donde debe dar explicaciones el próximo jueves, 26 de julio.

Feijóo indica que a la comisión en la Cámara gallega acudirán más responsables, pero no ha revelado nombres. La investigación, apunta, se aprobará antes del nuevo periodo de sesiones del Parlamento y empezará a trabajar "a partir de septiembre".

Entre las propuestas que lanza el presidente gallego en la entrevista están una rebaja de las subvenciones a los partidos políticos, "de por lo menos el 21%", y reducir el número de diputados.

El déficit
Además, sobre otro de los puntos que más polémicas ha provocado en los últimos años, la construcción del AVE a Galicia, Feijóo dice confiar en que la "situación dramática" de España "no impedirá al presidente cumplir la palabra" de que se ejecutará la obra, para la que no se ha dado una fecha concreta.

Respecto al déficit, afirma que la intención de la Xunta es seguir cumpliendo en 2013, para cuando se ha aprobado un tope del 0,7% respecto al PIB. Es un objetivo "muy ambicioso", agrega y considera que "sería más justo hacer diferencias entre comunidades que cumplen y que no".

Murcia sí pedirá el rescate
El Gobierno de Murcia tiene previsto solicitar ayuda financiera al Estado por entre 200 y 300 millones de euros, según ha anunciado el presidente del Gobierno de Murcia, Ramón Luis Valcárcel. "Claro que sí, estamos deseando, esperemos que para septiembre esté disponible", ha asegurado.

En una entrevista concedida al diario 'La Opinión' recogida por Europa Press, el presidente del Gobierno murciano ha dejado claro, sin embargo, que las condiciones serán "durísimas".

"Que nadie piense que nos van a regalar el dinero", ha señalado Valcárcel, quien ha adelantado que "se pedirían entre 200 y 300 millones", aunque ha precisado que todavía no se ha fijado la cuantía exacta que solicitará la región murciana al fondo creado por el Gobierno para ayudar a las comunidades autónomas.

El presidente murciano ha asegurado que "en la práctica", todas las comunidades autónomas están intervenidas, ya que, ha explicado, el Estado "obliga" a tomar decisiones que en circunstancias normales no se adoptarían.

"Todas las comunidades autónomas podemos ser intervenidas, dado que si no cumples el déficit, el Estado te obliga a tomar medidas y eso es la intervención", ha afirmado.

"No van a llegar unos señores vestidos de negro con unos maletines, con gafas de sol, para echarnos de los despachos a pescozón limpio", incide el presidente murciano, quien preguntado sobre si dimitiría si se produjera la intervención, considera que entonces Zapatero y Rajoy "tendrían que haber dimitido varias veces".

En este sentido, precisa que como Comunidad "perteneces a un Estado que te exige que tomes medidas y como país, perteneces a una unión de estados que también te obliga a aplicarlas por el bien general".

Frente a esta situación, manifiesta su respeto por las manifestaciones contra los recortes que se están sucediendo, pero piensa que "se podían haber hecho antes".

En su opinión, "se manifiestan contra un Gobierno que toma decisiones y no lo hicieron contra otro Gobierno que negaba la crisis. Al final se ha instalado en la gente la idea de que la crisis la ha causado Rajoy". Pero matiza, al hilo, que lo que está claro es que la gente "está muy enfadada y está en todo su derecho", dado que "cuando trabajas más y cobras menos, te enfadas".

Cree que lo que está cabreando a la gente es el hecho de que el Gobierno "siempre dijo que no iba a tomar esas medidas y las ha tomado", pero sostiene que "a lo mejor teníamos que haber entendido que Zapatero no tomó algunas medidas, las que tomó tarde y mal, por exigencia de Bruselas y habérnoslo pensado dos veces antes de hacer la crítica fácil".

Precisamente sobre recortes habla de su salario, que lo lleva congelado "cinco años" y confiesa "haber sufrido varias reducciones, la última hace unos días". De ahí que resalta que ha perdido "mucho poder de adquisitivo".

Aplicado a los entes públicos, ha subrayado que "no se hace en una semana, dado que liquidar una empresa pública lleva su tiempo", tras lo que recuerda que "se ha reducido más de lo que dijo Beteta".

Dudar sobre cómo rebajar el desequilibrio
En clave económica, también menciona el déficit, que aunque Murcia lo tiene "alto", también es la cuarta CCAA "menos endeudada". No obstante, precisa que "si nos hubiéramos endeudado y tuviéramos déficit alto, sí que se nos podría acusar de despilfarro pero hasta el año pasado en la Región hemos hecho autovías, colegios y hospitales, ese es nuestro déficit".

Murcia parte con un déficit "alto", advierte el presidente murciano, tras cifrarlo en un 4,4 por ciento el pasado año, por lo que argumenta que "hay motivos para dudar sobre cómo vamos a rebajar del 4,4 al 1,5 por ciento".

Pese a esta situación, reitera que "se harán todos los esfuerzos posibles para cerrar al 1,5 por ciento". "Hacienda está analizando las medidas del Plan de Reequilibrio, que hay que aplicar al máximo posible, aunque hay cosas que escapan a nuestra decisión como la venta de edificios", dice.

Y es que, puntualiza, "si no hay gente interesada en comprarlos no podemos hacer nada, aunque no es el caso, porque hay bastantes instituciones interesadas en adquirir el patrimonio de la Comunidad que ponemos en venta".

Pero, apunta, "en lo que no tengo que depender de nadie, digo aquí con toda la contundencia del mundo que vamos a cumplir con el objetivo del 1,5 por ciento", porque, alerta, si no "no tenemos futuro".

En materia de recesión económica, supone que en la UE son conscientes del sufrimiento al que se está sometiendo a España, pero recuerda que Alemania "lo pasó muy mal y aplicó duras medidas de austeridad y ahora dicen, oiga, si yo hice el esfuerzo y tuve manifestaciones en la calle, con el desgaste políticos y personal que supone, otros también pueden".

Lo que no puede ser, critica, "es que hayamos convertido la austeridad en la panacea", porque, explica, "hay que combinar las políticas de contención del déficit con las productivas y la política social debe estar por encima de las inversiones".

"Lo dice un presidente de Comunidad Autónoma que recibe críticas de los empresarios de la Región por reducir la inversión. Pero es lo que hay. No tenemos ingresos", reconoce.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es