28 de septiembre de 2021, 22:50:45
Economía

la bolsa pierde un 3,58% y cierra en su cota más baja desde 2003: 5.956 puntos


Cataluña anuncia que pedirá el rescate del fondo de liquidez para las CCAA


El consejero de Economía de la Generalidad, Andre Mas-Colell, explicaba este martes en declaraciones a la cadena británica BBC que Cataluña tendrá que acogerse al fondo de liquidez creado por el Gobierno central porque "la situación actual es que Cataluña ahora no tiene ningún otro banco más que el Gobierno de España". Y la reacción de los mercados no se ha hecho esperar: el Ibex se ha despeñado perdiendo la cota de los 6.000 puntos y la prima de riesgo ha vuelto a escalar hasta los 638 puntos.


El portavoz del Govern, Francesc Homs, ha dado hoy a entender que Cataluña se acogerá al fondo de liquidez autonómico, aunque ha quitado hierro a esta posibilidad y ha negado que pueda calificarse de "rescate", y opina: "de hecho se trata de una cuarta línea de créditos ICO".

Tras la reunión del Govern, Homs ha asegurado que la decisión "aún no está tomada", entre otras cosas porque este mecanismo, que ha llamado "ICO 4", todavía "no se ha habilitado formalmente" y es probable que no esté disponible hasta agosto, pero ha recordado que hasta ahora la Generalitat se ha apuntado a otras líneas de crédito similares.

"Como Govern, iremos recurriendo a todos los instrumentos que tengamos al alcance desde el punto de vista de la tesorería y la liquidez", ha añadido.

Según Homs, "acceder a todo tipo de líneas que faciliten la gestión de nuestra tesorería es nuestra obligación, es lo que venimos haciendo desde hace un montón de tiempo".

Homs se ha mostrado "estupefacto" porque haya quien quiera convertir en "una gran noticia" el hecho de que Cataluña planee adherirse ahora al nuevo fondo de liquidez autonómico.

El portavoz no entiende que desde algunos medios haya "interés" en presentar este fondo de liquidez como un mecanismo "más singular que otros", cuando de hecho se trata de una cuarta línea de créditos ICO, que el Estado ofrece para facilitar la gestión de la tesorería de las demás administraciones del país.

Para el portavoz del Govern, esta "operación mediática" para "presentar como diferente lo mismo que se venía haciendo" puede responder a intereses de fuera del Estado, que quieren "desgastar" a las comunidades autónomas o a la administración general española.

Homs se ha quejado de que algunos intenten transmitir la imagen de que "el acceso a las líneas de liquidez es un rescate", dándole una "connotación catastrofista", como si fuese "el fin del mundo".

Para poder hablar de rescate de una comunidad autónoma, ha insistido, esa posibilidad debería ser aprobada en el Senado, tal y como contempla la ley de estabilidad presupuestaria, y Cataluña está "muy lejos" de esa hipótesis.

"No hemos pedido ningún rescate ni estamos en esta situación", ha ahondado Homs, en alerta tras constatar las consecuencias que tuvo la semana pasada la petición de auxilio financiero de la Comunidad Valenciana, al dispararse la prima de riesgo y desplomarse la bolsa.

Para Homs, resulta "obvio" que el Gobierno español impondrá unas condiciones a las comunidades autónomas que se apunten a este "ICO 4", pero ha considerado "erróneo" pensar que se van a tener que endurecer las medidas de control del gasto autonómico.

"Aquí no hay ninguna condición nueva, estamos en el mismo sitio", ha asegurado Homs, que ha reconocido que la Generalitat se encuentra en una "situación delicada, pero no más delicada" que la que se viene administrando en los últimos tiempos.

El Govern, ha subrayado, está haciendo "muchos esfuerzos para cumplir los objetivos de déficit", pero al mismo tiempo el Ejecutivo central "debería cumplir sus obligaciones pagando sus deudas".

En su opinión, es poco probable que el Gobierno de Mariano Rajoy se atreva a intervenir Cataluña alegando que "no cumple", porque le "sería muy difícil explicar por qué no nos pagan lo que no nos deben".

Por otra parte, Homs ha dado por cerrada la polémica que ocasionó al tildar de "macarra" al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por haber "amenazado" con no poder pagar los salarios de los empleados públicos si no se aumenta la recaudación: el portavoz ha confirmado que el Govern ya ha recibido la última remesa para pagar nóminas.

Respecto a la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat del próximo 30 de julio, el Govern la afronta con la prudencia de un "gato escaldado", teniendo en cuenta que "hasta ahora las cosas no han funcionado", pero con ánimo de intentar resolver los distintos conflictos por invasiones competenciales, sin renunciar a la vía judicial en caso de que no se llegue a ningún acuerdo.

Pánico en los mercados
La noticia de la petición de rescate por parte de Cataluña ha alterado a la más que convulsa Bolsa, que ha perdido hoy un 3,58% y se situaba en 5.956 puntos tras perder la cota de los 6.000. La prima de riesgo país repuntaba hasta 638 puntos básicos pese a que el Tesoro Público ha saldado una emisión de letras con una moderada subida del interés y fuerte demanda.

La prima de riesgo española ha vuelto a marcar hoy un nuevo máximo histórico desde la creación del euro, el quinto consecutivo al cierre de una sesión, tras subir hasta los 638 puntos básicos, con el rendimiento del bono nacional a diez años en el 7,621 %.

El riesgo país ha vuelto a repuntar pese a que el Tesoro Público español ha saldado una emisión de letras con una moderada subida del interés, pero una fuerte demanda, algo insuficiente para disipar las dudas sobre la situación de España.

Y ello después de que Cataluña haya dejado entrever que también podría acogerse al fondo de liquidez autonómico, junto a Valencia y Murcia.

La buena acogida que ha encontrado hoy el Tesoro para colocar más de 3.000 millones de euros en letras a tres y seis meses no bastaba para disipar la certeza de que España tendrá que pedir ayuda a Europa.

Según el economista jefe de Saxo Bank, Steen Jakobsen, se está acabando el tiempo y el espacio para que la Unión Europea siga intentando "prolongar y disimular" su incapacidad para resolver la crisis de la deuda. En su opinión, la emisión de hoy sólo demuestra que el rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, no parece tener límite.

La mayoría de las personas, recuerda Jakobsen, olvidan que el mercado de deuda pública de España ya no es un mercado real, puesto que sólo intervienen en él dos compradores netos: el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos españoles que usan la liquidez del BCE.

A esta hora, el interés del bono español a diez años era del 7,6 %, por encima del 7,498 % al que cerró la víspera, con lo que el sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda española frente a la alemana subía a 635 puntos básicos, tres más que al cierre anterior.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es