24 de enero de 2020, 7:41:19
Economía

Pesimismo entre los comerciantes


Cuenta atrás para la subida del IVA



Los desequilibrios macroeconómicos de España y su precaria situación en la llamada ‘crisis de deuda’ europea, han protagonizado las portadas de los diarios dentro y fuera de las fronteras –el anterior número del prestigioso semanario The Economist mostraba la palabra Spain (España en inglés) transformándose en Pain (dolor en inglés), al perder la ese- y la prima de riesgo, un indicador al que antes de la crisis sólo atendían los inversores y los economistas, ha pasado a formar parte del acervo común de las conversaciones de los bares y los ascensores españoles.

Todo este recrudecimiento de la crisis española está haciendo mella en el consumidor español, que a pesar de ver cómo se acerca la fecha drástica en que se encarecerá el consumo en general y en particular los grandes desembolsos, no da muestras de aprovechar estos meses vacacionales para comprar más.

Esta impresión de las patronales y asociaciones consultadas por EL IMPARCIAL quedaba de manifiesto en el Índice de Confianza del Consumidor que publicaba este viernes el Centro de Investigaciones Sociológicas, que en julio mostraba un desplome de trece puntos en relación al mes anterior y de 36 respecto al mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar su punto más bajo de la serie histórica, en los 37,6 puntos.

“No se está detectando el efecto de la proximidad de la subida del IVA”, afirman a este diario desde la patronal automovilística Faconauto. “El sector está tan mal, que quizá haya un poco más de actividad, pero no se nota”, dicen, y sentencian que, en todo caso “no esperamos ninguna alegría”.

De hecho, julio fue el peor mes de la historia para sector, ya que las matriculaciones de turismos sumaron 65.322 unidades, un 17,2% menos que en junio, cuando fueron 78.913, según las asociaciones automovilísticas de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam).

En cuanto a la vivienda, el director general de Pisos.com, Miguel Ángel Alemany, considera que puede verse “un leve impulso a la compraventa este segundo semestre” debido a la subida del IVA, ya que “muchos potenciales compradores pueden adelantar su decisión de compra en vista de la desaparición de las ventajas fiscales”.

Sin embargo, los comerciantes no son tan optimistas y, a pesar de que reconocen que se espera un ligero repunte en las ventas debido a las rebajas de verano y a las últimas compras antes de que entre en vigor la subida de impuestos, creen que las rebajas veraniegas ya no son lo que eran. “El lanzamiento continuado de promociones a lo largo del año ha desvirtuado el concepto original, el gasto de las familias es cada vez más reducido y la compra impulsiva ha perdido fuerza”, afirma el presidente de la Confederación Española del Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo, en un comunicado.

Desde una de las principales cadenas de ventas minoristas españolas apuntan a este diario que todavía es pronto para poder decir si la subida del IVA va a influir en el consumo de los españoles y, en todo caso, consideran que es más importante el factor de las rebajas veraniegas.

Racionalizar las compras
“No creo que una solución sea consumir impulsivamente antes de que suba el IVA”, afirma Rocío Algeciras, responsable del servicio jurídico de Facua, a este diario. “Hay que pensar en las compras que tenemos que hacer y no se debe consumir de una forma excesiva”, asegura. Pero sí que existen algunos consejos para ahorrar, como comprar el material escolar este agosto y no esperar al 1 de septiembre, explica.

A pesar del desánimo de los consumidores españoles, expresado en el Índice de Confianza del CIS, será el tiempo el que diga si el consumo se ha reactivado algo este verano, el quinto que los españoles pasan sumidos en una severa crisis económica.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es