20 de octubre de 2019, 3:37:14
Deportes

tenis


Ferrer se lleva el Abierto de Valencia ante Almagro



David Ferrer tuvo que apelar a la épica para ganar de forma increíble la final de la sexta edición del Abierto de la Comunidad Valenciana a Nicolás Almagro, quien acarició con las dos manos su tercer título consecutivo en Valencia, pero una reacción espectacular del de Jávea se lo arrebató.

Con 5-2 y su servicio en el tercer set, Nicolás Almagro se vio ganador del campeonato ante un Ferrer que maldecía desde el fondo de la pista tras conceder su segundo servicio al murciano. La final parecía finiquitada pero Ferrer hizo gala una vez más de su carácter irreductible para variar de manera increíble la suerte de la final.

El de Jávea demostró por qué es el mejor restador del circuito y con una mayor agresividad en sus golpes enlazó cuatro juegos consecutivos y se aseguró la muerte súbita. Almagro, que apenas daba crédito a la renta que había perdido, pudo mantener su servicio y forzar el 'tie-break'.

Pero el estado anímico de uno y otro quedó reflejado perfectamente en el discurrir de la muerte súbita. En un abrir y cerrar de ojos Ferrer se situó con un 6-1 que le concedía cinco puntos de partido y en la segunda que tuvo sentenció el partido.

De esta forma, el tenista Ferrer se quitaba la espina de la final perdida en Valencia y en su club hace tres años y de paso sumaba su primer título del año, una manera de encarar con gran dosis de optimismo el primer Masters Series sobre tierra batida que esta semana afrontará en Montecarlo.

Almagro tardará mucho tiempo en olvidar esta final, aunque esta derrota no debe empeñar la sensacional campaña del murciano sobre tierra batida, donde ha sumado dos títulos en la gira sudamericana y ha sido finalista en la primera semana en Europa, con un balance de dieciocho victorias por dos derrotas sobre esta superficie.

Los dos primeros sets de la final fueron una clara representación de la trayectoria de ambos jugadores en el torneo.

En el primero Almagro hizo gala de su gran tenis para apuntarse cómodamente la victoria por 6-4, con un juego muy agresivo y profundo que junto a su potente servicio puso en constantes problemas a Ferrer.

Pero en el segundo, el alicantino demostró la capacidad de reacción que ya exhibió en cuartos de final ante Fernando Verdasco -ante el que levantó tres bolas de partido- y en semifinales frente a Tommy Robredo, y se apuntó sus dos únicos puntos de 'break' para vencer por 6-2.

En la manga definitiva, Almagro recobró el juego y las sensaciones ante un Ferrer desorientado, que cuando se vio con el agua al cuello emergió ante la sorpresa de toda la pista central del club de Tenis Valencia para apuntarse la victoria final.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es