20 de noviembre de 2019, 23:20:37
Cultura

muere sancho gracia


Reacciones: "Era un actor de raza"



El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha señalado a su llegada al tanatorio donde se velan los restos de Sancho Gracia que el actor era "una figura de referencia" en el cine, teatro y la televisión y que "todos los españoles y el Gobierno le tenían mucho cariño". "Es una gran pérdida para las artes escénicas y para toda la sociedad en general. Era un actor admiradísimo, de extraordinaria versatilidad pero también una extraordinaria persona", ha añadido.

El presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, ha lamentado el "goteo triste" de los últimos fallecimientos en el mundo de la cultura y ha recordado que Gracia "no era un actor pasivo" que se quedaba a esperar a que sonara el teléfono: "Era muy trabajador y muy buena gente, que también es importante", ha dicho.

El expresidente del Gobierno Felipe González ha sido uno de los primeros en acercarse al Tanatorio de Tres Cantos. Sancho Gracia era "un gran amigo y un hombre divertido", ha subrayado González a la salida de la capilla ardiente.

El PSOE ha mostrado su pesar por la muerte del actor, al que define como "un artista incansable", que hizo de su profesión "un modo de vida" y con quien las artes tienen "una deuda muy alta". La responsable socialista de Cultura, María del Mar Villafranca, ha recordado en un comunicado que Sancho Gracia "ha sido un actor que ha alcanzado un enorme reconocimiento en todos los ámbitos de trabajo, tanto en el cine como en la televisión y especialmente en el teatro". Para Villafranca, es "muy alta la deuda de las artes con él" y, si bien ha reconocido que fue su trabajo en televisión y especialmente en la serie "Curro Jiménez" el que le dio una "enorme popularidad", fue "su prolífica y continua carrera en el cine" la que le llevó al éxito con producciones internacionales.

El actor Pablo Carbonell o el periodista Miguel Ángel Aguilar han sido otros de los amigos y compañeros de profesión que han querido acercase a dar al pésame a la familia del actor. Carbonell, que se ha parado con la prensa antes de entrar, ha señalado que Sancho Gracia era un "ejemplo de artista, persona y compañero". "Vengo porque es mi amigo y he trabajado con el", ha recalcado el actor, quien con el sentido del humor que ambos compartían, ha comentado que venía acompañado por su "chica", porque "a Sancho Gracia le gustaba mucho mirarla el culo".

El director de cine Enrique Urbizu, muy afectado por la muerte del actor, ha declarado a las puertas del Tanatorio de Tres Cantos, donde está instalada la capilla ardiente, que era "un gran tipo". Con la voz notablemente quebrada, el director ha destacado la alegría que caracterizaba a Gracia, y ha señalado que tenía mucha "vitalidad y energía". Urbizu dirigió a Sancho Gracia en dos ocasiones. La primera de ellas en 1995, en su película "Cachito", y la última, hace diez años, en la cinta "La caja 507" (2002).

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) "se suma al dolor por el fallecimiento del actor, productor y director Sancho Gracia", al que califica como "personaje televisivo por excelencia" con su "inolvidable interpretación" del bandolero andaluz Curro Jiménez en TVE. La entidad de gestión ha emitido un comunicado de prensa tras conocerse la muerte a los 75 años del actor, productor, director y guionista madrileño, que rodó más de 60 películas, 40 series de televisión y participó en más de 20 obras de teatro. "Socio de la SGAE como guionista-argumentista y director ('Huidos', 1993), Félix Sancho Gracia aprendió el oficio de actor de la mano de la gran Margarita Xirgú en Motevideo (Uruguay), país al que emigró su familia durante la postguerra española y donde el actor pasó su adolescencia", recuerda la entidad de gestión en dicho comunicado de prensa.

El actor Arturo Fernández ha lamentado la muerte de su compañero de profesión Sancho Gracia, fallecido ayer a causa de un cáncer de pulmón, al que ha enviado un mensaje: "Sancho, chatín, espérame en el cielo". Arturo Fernández ha asegurado que la muerte de Sancho Gracia es un hecho "doloroso", que le ha afectado "muchísimo". "Cuando uno está cerca de emprender ese camino, las cosas se ven bajo otro prisma", ha declarado el actor en Santander, durante la presentación de la obra "Los hombres no mienten". Fernández también ha recordado a otros compañeros fallecidos en este último año, como Paco Morán, Paco Valladares o Pepe Rubio y ha manifestado que estas muertes suponen una temporada "verdaderamente terrible" para su profesión.

Sancho Gracia era un "excelente" actor y amigo, ha destacado José Luis Cuerda, que le dirigió en el largometraje "Tocando fondo" (1993). En un mensaje escrito en su perfil de Twitter, Cuerda ha señalado que Sancho Gracia era "un excelente actor y un excelente hombre del espectáculo", así como "un excelente amigo". En la misma red social se han manifestado también el actor y político Toni Cantó, y el presentador de televisión Berto Romero. "Se nos va un grande...un recuerdo para él...y cariño a toda su familia", ha escrito Cantó en su "tuit".

El "actorazo" Sancho Gracia era "grandísimo, inmenso", "genial, absolutamente glorioso", afirma en su cuenta de Twitter su colega de profesión Santiago Segura, para quien fue "una suerte conocerle". La "fortaleza y alegría" de Sancho Gracia "llenaba de carácter los platos y escenarios", continúa Segura en su texto, y cita el papel de "Jarabo" -uno de los episodios de la serie televisiva "La huella del crimen", del actor fallecido como una de sus muchas "cumbres interpretativas". Segura, que envía "un abrazo fuerte a su familia", señala que Sancho Gracia era "encima buena gente".

Sancho Gracia era "un actor de raza", ha destacado la Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España en su Twitter. "Nuestro recuerdo desde la @AcademiCineEs a Sancho Gracia, un actor de raza", ha escrito en la red social. Álex de la Iglesia, que dirigió a Gracia en una de sus últimas películas, "Balada triste de trompeta" (2010), así como en "800 balas" (2002), "La comunidad" (2000) y "Muertos de risa" (1999), ha escrito un escueto "Sanchito", minutos después de haber "twiteado" "Dios mío". El presidente de la FAPAE (Federación de Asociaciones de Productoras Audiovisuales de España), Pedro Pérez, ha señalado en la misma red social que hoy era el primer día sin Sancho Gracia, que tenía unos ojos "que pedían comerse la vida de por vida".

El Secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, lamenta la muerte de Sancho Gracia, "un gran iberoamericano", según un comunicado en el que agrega que era "amigo de Iberoamérica y tan español como uruguayo, fue relevante actor de cine, televisión y teatro". Enrique V. Iglesias destaca la vinculación del actor con Uruguay, donde vivió 16 años y "dejó una profunda huella y amistades que nunca descuidó". Sancho Gracia fue agregado cultural honorario de Uruguay en España desde 1991.

Las compañías Teatro Corsario y Rayuela Producciones Teatrales, dos de las más destacadas de Valladolid, han lamentado la muerte del actor Sancho Gracia. La directora de Rayuela, galardonada en 2011 con el Premio Max de Teatro al mejor espectáculo revelación, Nina Reglero, ha expresado en declaraciones a Efe que la muerte de Sancho Gracia representa una "pérdida muy grande para el teatro y para el cine". Reglero ha calificado a Gracia como un "grandísimo actor" de formación teatral que llegó a ser "casi un mito" en España por su papel como Curro Jiménez.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es