18 de noviembre de 2019, 2:31:41
Economía

Comisión Delegada para Asuntos Económicos


El FROB podrá liquidar bancos inviables, según el borrador del Gobierno


El presidente del Gobierno preside este viernes la reunión de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos para preparar el Consejo de Ministros de mañana viernes. En este encuentro, se debate el contenido del borrador de un nuevo Decreto Ley sobre el sistema financiero que incluye asuntos como la capacidad del FROB para liquidar bancos inviables, el canje de participaciones preferentes, la limitación de la retribución fija de los ejecutivos de entidades bancarias que reciban ayudas o la reforma del plan Prepara, en el que se inscribe la ayuda de 400 euros mensuales a los parados sin ingresos.


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, preside la reunión de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos al objeto preparar el Consejo de Ministros de mañana viernes, el primero tras un parón de dos semanas y que previsiblemente tendrá un marcado contenido económico.

De hecho, según publican este este jueves los diarios 'El País' y 'Expansión', se podría debatir el contenido de un decreto redactado por el Ministerio de Economía, que podría ver la luz este viernes mismo, y en el que se facilita la intervención urgente de los bancos, se da más poder al Banco de España para intervenir de manera "temprana" y se acelera la destitución de gestores de entidades.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se encargará de la liquidación de entidades financieras inviables y podrá requerir el cese y sustitución de gestores de bancos para evitar su deterioro, según figura en el borrador de un real decreto ley al que tuvo acceso Europa Press y que prevé aprobar el Gobierno este viernes o el próximo.

Se considerará inviable una entidad financiera si es "razonablemente previsible que en un futuro próximo" vaya a incumplir de forma significativa los requisitos de solvencia, que sus pasivos superen a sus activos, o que no será capaz de cumplir puntualmente con sus obligaciones exigibles.

Además, la Comisión Delegada estudiará, ha estudiado la reforma del plan Prepara, en el que se inscribe la ayuda de 400 euros mensuales durante un máximo de seis meses a los parados sin ingresos. El Gobierno ya ha anunciado que esta ayuda se elevará hasta los 450 euros en aquellos casos en los que los desempleados que hayan agotado todas sus prestaciones tengan a su cargo a dos miembros de la unidad familiar (no necesariamente hijos), además de al cónyuge o pareja de hecho.

Asimismo, el Ejecutivo ha confirmado que estudia restringir esta ayuda cuando los potenciales beneficiarios de la misma tengan un colchón familiar suficiente. También es objetivo del Gobierno que esta ayuda no se solape con otras.

500.000 euros, límite para los ejecutivos
El borrador de este Decreto Ley sobre el sistema financiero en el que trabaja el Gobierno al que han tenido acceso algunos medios de comunicación, también dicta que el Gobierno limitará a 500.000 euros la retribución fija por todos los conceptos de presidentes ejecutivos, consejeros delegados y directivos de las entidades que, sin hallarse mayoritariamente participadas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), reciban apoyo financiero.

El Departamento dirigido por Luis de Guindos ha introducido una disposición final en el nuevo Real Decreto Ley para modificar el texto legislativo aprobado el pasado 3 de febrero, por el que se fijaba un limite máximo de 600.000 euros en el sueldo de la cúpula de las entidades que habían recibido ayudas y de 300.000 para las intervenidas.

Esta disposición final supone un paso más en la limitación de sueldos de entidades con ayudas o intervenidas que entró en vigor hace apenas dos semanas, al rebajar el sueldo máximo de estos banqueros a 500.000 euros.

La norma aprobada en febrero establece que las retribuciones variables en entidades con ayudas no pueden superar el 60% del salario fijo. Sólo se permite alcanzar el 100% en el caso de directivos contratados con posterioridad a la ayuda y previa autorización del Banco de España. En la banca intervenida, la cúpula no percibirá retribuciones variables mientras el FROB ostente una participación mayoritaria.

En el caso de fusiones, sólo se aplicarán estas limitaciones si las entidades recibieron financiación pública procedente del denominado FROB-1. La orden ministerial también contempla que el cálculo de las retribuciones máximas percibidas por las cúpulas incluirá todas las remuneraciones, ya sean ejercidas como cargos por cuenta propia o por representación de la entidad.

Además, todos los contratos incluidos en el proyecto de orden ministerial no contendrán previsiones de indemnización por finalización de contrato superiores a las fijadas en el decreto.

Participaciones preferentes
El nuevo Real Decreto también hace referencia al asunto de las participaciones preferentes. En este sentido el Gobierno finalmente canjeará preferentes o subordinadas de las entidades que han recibido ayudas o han sido intervenidas, pero los inversores tendrán que asumir una quita, ya que el canje se hará teniendo en cuenta el valor de mercado de estos productos.

En el canje, se aplicarán las primas o descuentos que resulten conformes con la normativa de la Unión Europea de Ayudas del Estado. Para realizar la operación y acreditar el valor de mercado, la entidad solicitará la elaboración de al menos un informe de un experto independiente.

La gestión de preferentes y subordinadas se podrá hacer a través de una reducción del valor nominal de la deuda (quita), la amortización anticipada a valor distinto del nominal o con ofertas de canje por instrumentos de capital de la entidad, ya sean acciones, cuotas participativas o aportaciones al capital.

Además, se podrán realizar ofertas de recompra de los valores mediante abono directo en efectivo o condicionado a la suscripción de acciones, cuotas participativas o aportaciones al capital de la entidad o a la reinversión del precio de recompra en algún otro producto bancario.

Estas operaciones, que se harán siempre a precio de mercado, serán voluntarias para los inversores y tanto la reducción del valor nominal de la deuda como la amortización anticipada a valor distinto del nominal requerirán además el consentimiento previo de los inversores para la modificación de la emisión que corresponda.

En cualquier caso, el FROB respetará el orden de prelación, por lo que no fijará quitas en preferentes y deuda subordinada hasta que se las haya impuesto a los titulares de instrumentos más complicados. El orden de prelación de cobro en una entidad que se liquida es: cuentas y depósitos, cédulas, pagarés, deuda senior, deuda subordinada, preferentes, cuotas participativas y acciones.

Estas medidas podrían ir acompañadas de otras modificaciones de los términos de las emisiones afectadas y, en particular, la introducción del carácter discrecional del pago de la remuneración.

Para valorar la idoneidad de las medidas, el FROB atenderá a la proporción que representan estos instrumentos en la entidad respecto a la totalidad de sus activos, el importe de las ayudas públicas recibidas, la viabilidad de la entidad sin las ayudas, la capacidad para captar recursos propios, la cantidad que recibirían los clientes de preferentes o deuda subordinada ante una disolución, el valor de mercado y el grado de probabilidad de aceptación de los inversores.

El objetivo, un reparto adecuado de los costes
A la hora de acordar el método a aplicar, el FROB elaborará una propuesta acompañada de una memoria con las razones que la justifican que remitirá al Banco de España para su aprobación junto al correspondiente plan de reestructuración o resolución.

Tras el acuerdo, el FROB deberá notificarlo a la entidad afectada, al Ministerio de Economía y al Banco de España. El contenido del mismo se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y surtirá efecto a partir de ese momento.

El objetivo final de la norma es, según el texto, asegurar un reparto adecuado de los costes de la reestructuración o resolución de las entidades de crédito y preservar o restaurar la posición financiera de las entidades de crédito que hayan recibido apoyo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Montoro y Soria, juntos
La Comisión Delegada para Asuntos Económicos está integrada, además de por el presidente del Gobierno, por los ministros de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro; de Fomento, Ana Pastor; de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

La reunión de la Comisión Delegada, en la que están presentes tanto Soria como Montoro, se produce en medio de la polémica que han suscitado ambos ministros en torno a la reforma energética.

También forman parte de esta Comisión el director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, así como la secretaria de Estado de Hacienda, Presupuestos y Gastos, Marta Currás, y el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es