19 de enero de 2020, 23:36:33
Opinion


RONALDO ESTÁ TRISTE PORQUE TIENE QUE PAGAR IMPUESTOS

Luis María ANSON


Triste, como todos, cuando llega la hora de recortar los ingresos pagando impuestos. A nadie le hace gracia la voracidad de Hacienda, entre otras razones porque luego la clase política y la casta sindical derrochan el dinero que a algunos les ha costado sudor de la sangre ganar. El español medio comprende muy bien, porque participa de ella, la tristeza de Ronaldo.

El gran futbolista portugués es especialmente eficaz ante el gol y eso le ha granjeado la fama y el dinero copiosísimo que ahora le reducen. Según ha declarado nadie se da cuenta de lo cansado que es jugar al fútbol. Siempre me ha sorprendido que se cansen tanto los futbolistas. La media que un jugador tiene el balón en los pies es de 5 minutos por partido y correr de verdad, con esfuerzo auténtico, nadie lo hace por encima de 40 minutos. Estos jugadores que por jugar dos encuentros a la semana se sienten agotados ¿qué dirían de Purito o Contador, cinco horas de pedaleo constante sobre la bicicleta escalando cumbres inverosímiles? ¿Qué dirían de Federer o Nadal que juegan en un Gran Slam, cuatro o cinco partidos a la semana que se prolongan frecuentemente cada uno de ellos por encima de las 4 horas?

Convengamos que Ronaldo está triste con razón. Tiene que pagar a Hacienda lo que le corresponde, igual que el resto de los contribuyentes. Pues que lo haga. Nadie entendería un trato de favor en beneficio de un jugador de fútbol. El “exento de impuestos” se ha terminado. A Ronaldo, directa o indirectamente, le ha llegado la hora de mezclar los goles con atender a Hacienda. El muchacho está triste. Vuelvo a repetir, como todos los que tienen que pagar, sea cual sea su nivel de ingresos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es