23 de septiembre de 2021, 16:40:28
Cultura

organizado por la Fundación Trébol


La A.C Valle-Inclán presenta [i]Llama un inspector[/i] en el certamen 'Teatro del Trébol'


Con treinta años de experiencia, la Asociación Cultural Valle-Inclán ha presentado este sábado una obra más en su larga lista de piezas teatrales representadas por aficionados a este arte. En esta ocasión, lo ha hecho en el I Certamen de Teatro Aficionado organizado por la Fundación Trébol en Las Rozas (Madrid), donde ha deleitado a los asistentes con la puesta en escena de "Llama un inspector", de J. Priestley.


Este sábado, la Asociación Cultural Valle Inclán ha presentado en el I Certamen de Teatro Solidario 'Teatro del Trébol' organizado por la Fundación Trébol de Las Rozas la obra de J. Priestley "Llama un inspector".

"Noches de amor efímero", representada por el Grupo Teatrobrick, que ya pudo verse este viernes, "El cianuro ¿solo o con leche", llevada a escena por Quillotro Teatro, y "El casado casa quiere", por la Asociación Cultural Encuentro, son las obras que forman parte de las finalistas del certamen junto a la obra del autor británico.

Dirigida por Alberto López, quien también es director del grupo de teatro, ha contado en el reparto con Juan Carrejón, en el papel de Arthur Berling; José Cáceres, en el de Gerald Croft; Olivia Cid, en el de Sheila Birling; Julia León, en el de Eric Birling; Antonio Cruzado, en el de Eric Birling; Isabel Rodríguez, en el de Edna; y el propio López, en el de inspector Goole.

El grupo de teatro que dirige López ha preparado la obra durante el último año con un resultado satisfactorio, ya que ha sido presentada a cuatro certámenes, siendo en dos de ella seleccionada como finalista y en otros dos, como reserva.

PIE DE FOTOEl hecho de que la crisis haya afectado especialmente al sector cultural ha impedido que este año se organicen tantos certámenes como otros años. Así, López comenta que "hasta el año pasado había alrededor de setenta en toda España, mientras que este año se han reducido a la mitad". De entre los 50 y 60 grupos de teatro aficionado que hay en España, López comenta que al que pertenece es uno de los más longevos, con treinta años de trayectoria. Sin embargo, no es el único. Algo que le lleva a afirmar que en España "hay una tradición muy fuerte" por esta forma de hacer teatro, que se distingue del circuito profesional por tratarse de una actividad sin ánimo de lucro. Tanto es así que lo recaudado o bien va destinado a una causa benéfica o sirve para cubrir los gastos que se generan durante la actuación.

El origen del teatro aficionado, explica López, surge de la necesidad de dar salida a una afición ajena a las actividades profesionales que ejercen sus miembros gracias a la que perciben un sueldo. "Dedicamos uno o dos días a la semana para los ensayos y para preparar futuras obras", dice el director de "Llama un inspector", una obra que califica como un "clásico" comparable con representar "Don Juan Tenorio" en España.

Para el montaje que han presentado en el certamen de teatro organizado por la Fundación Trébol han contado con Mariluz Amores en el campo de la iluminación y el sonido. Sin embargo, la escenografía ha corrido a cargo del grupo al completo, ya que carecen de medios y presupuesto suficiente para contar con intervención externa. Resulta, pues, fundamental que las obras elegidas no cuenten con muchos escenarios para evitar cambiar de decoración y así encarecer la puesta en escena.

Dada la cantidad de premios que ha recibido durante su trayectoria, no resulta extraño el hecho de que la Asociación Cultural Valle-Inclán haya servido como plataforma para futuros profesionales de las artes escénicas, dado que el teatro aficionado resulta de gran utilidad para contactar con el público y con las claves de la disciplina.

PIE DE FOTO




El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es