16 de septiembre de 2021, 18:07:59
Opinión


TORRES-DULCE SE ENFRENTA POR FIN CON BILDU

Luis María ANSON


Mariano Rajoy prometió que emprendería acciones judiciales para deslegalizar a Bildu y Amaiur. No ha hecho nada, provocando la indignación creciente de las asociaciones de víctimas del terrorismo.
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que es hombre coherente y de acreditado criterio jurídico, ha roto, por fin, su silencio y le ha dicho e Esther Esteban que confrontará las listas del partido proetarra Bildu y que no descarta la impugnación si al cruzar los nombres se advierten biografías ligadas a Eta. Es una afirmación que merece el aplauso. Hay que añadir además que Torres-Dulce ha declarado: “Me decepciona que no se valorara la tesis que impedía la libertad de Bolinaga”. Tras el cachete a unos jueces temblorosos ha añadido que “pedir perdón es un elemento más, no el único. Hay que valorar la sinceridad”. Y también que “Eta no se ha disuelto y dispone de un arsenal. Su página no está cerrada”.
Si Mariano Rajoy no ha leído estas declaraciones, el think tank que le inciensa en Moncloa -Nadal, Moragas y el ínclito Arriola –deberían pasárselas subrayadas. Lo que ha declarado Torres-Dulce es lo que piensa la inmensa mayoría de los españoles y, desde luego, el 99% de los votantes del Partido Popular, dispuestos muchos de ellos a bascular su voto si el presidente no reafirma las posiciones antiterroristas por las que fue votado.
Bien, pues, por Torres-Dulce. No se debe, no se puede dejar el camino expedito para que los terroristas se encaramen aun más en el poder. Alguien tiene que poner coto a su desfachatez y su chulería. Y bien está que el fiscal general del Estado haya sabido puntualizar la situación actual.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es