19 de junio de 2019, 14:54:31
Sociedad

EN LA UNIVERSIDAD DE CANTABRIA


Empresas europeas buscan trabajadores españoles en una feria de empleo


La Universidad de Cantabria ha acogido este miércoles una feria de empleo en la que empresas alemanas, británicas, suecas, holandesas e italianas buscan trabajadores españoles para cubrir cientos de puestos de trabajo.


Servicios de empleo y empresas de Alemania, el Reino Unido, Suecia, Holanda e Italia buscan trabajadores españoles, con experiencia o sin ella y preferentemente en sanidad e ingenierías, aunque no sólo en estos sectores, en una feria en la que se ofrecen cientos de puestos de trabajo.

La Universidad de Cantabria ha sido este miércoles el escenario de esta feria de empleo organizada por el Servicio Cántabro de Empleo (Emcan) con el apoyo del Ministerio de Empleo y la red EURES (European Employment Services, en español Servicios de Empleo Europeos), a la que pertenece la comunidad autónoma.

Desde primeras horas de la mañana, decenas de cántabros, especialmente universitarios, aunque también trabajadores cualificados, se han acercado hasta esta feria, donde empresas europeas buscan desde médicos e ingenieros, hasta soldadores o camioneros.

Las empresas han destacado la alta cualificación de los aspirantes, aunque han lamentado que el "punto débil" es el conocimiento de un segundo idioma, sobre todo del inglés.

Éste es el caso de María, representante de la empresa británica HCL Nursing, que busca trabajadores para el sector sanitario del Reino Unido, especialmente enfermeros, una profesión con "gran demanda" en ese país.

"Los enfermeros españoles tienen muy buena reputación y muy buen nivel académico, pero nos hemos encontrado con la desventaja de su inglés", ha dicho María, quien ha explicado, no obstante, que su empresa mantiene contactos con el Consejo Español de Enfermería para ofrecer a los aspirantes cursos de perfeccionamiento en ese idioma.

Sin embargo, donde hablar una segunda lengua no se presenta como un obstáculo insalvable es en Holanda, un país que también necesita a "muchos enfermeros" y "todos son bienvenidos", según Javier, representante de una empresa de ese país dedicada a la selección de personal sanitario.

"El punto flaco es el idioma, aunque en nuestro caso no limita la contratación, porque les damos oportunidad de aprenderlo allí", ha explicado Javier, quien ha puntualizado que lo que buscan para el mercado laboral holandés son trabajadores con "ganas de desarrollarse profesionalmente" y no personal para cubrir vacantes temporales.

A lo largo de la mañana el goteo de aspirantes que han pasado por los mostradores de las distintas empresas y servicios de empleo europeos ha sido constante, en una feria que ha empezado a dar sus frutos con algunas ofertas de trabajo firmes y buenas espectativas.

Entre los afortunados se encontraba Antonio, un soldador de 32 años, que se quedó en paro el pasado viernes y que lo que quiere es encontrar un empleo inmediatamente, sin importarle el lugar, y al que una empresa holandesa le ha ofrecido una prueba para empezar a trabajar en una semana.

También satisfecho se ha marchado Humberto, un topógrafo santanderino, que al no encontrar empleo decidió estudiar la carrera de ingeniero de Minas y que hoy a contactado con una empresa también holandesa que busca trabajadores para un largo periodo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es