20 de septiembre de 2021, 22:17:26
Opinión


Las excusas del PP vasco



Si el resultado del PSOE en las últimas elecciones vascas ha sido desastroso, no puede decirse que el del PP sea mejor. Sin embargo, peor aún que el resultado son tanto las excusas puestas por su líder en Euskadi, Antonio Basagoiti, como el apoyo dado por Génova. Lejos quedan los tiempos en que los populares contaban con 19 diputados en la cámara autonómica vasca, por 10 de ahora. Cuesta mucho creer las explicaciones de Basagoiti, achacando a una presunta fuga de “votos útiles” hacia en PNV una parte de su sangría; y otra, a que parte del electorado se fíe ahora de Bildu.

La cuestión es otra: de quien no se fían es de la actual cúpula del PP vasco, cuya mediocridad y falta de liderazgo les ha llevado hacia donde ahora están. Las urnas no han hecho sino ponerles en el sitio que se han ganado. Y no vale echar la culpa a lo “difícil de la actual situación”, como decía ayer María Dolores de Cospedal, porque peor lo tuvieron Jaime Mayor Oreja, Carlos Iturgáiz y María San Gil -denostados por los actuales dirigentes vascos- y, en cambio, su respaldo fue siempre mayor y más consistente.

Mariano Rajoy puede respirar en Galicia, pero debe tomar cartas en el asunto vasco. La actual debacle de los suyos en aquella comunidad así lo requiere. Refrendar la labor llevada a cabo por Antonio Basagoiti e Iñaki Oyarzábal es tanto como premiar el fracaso. Urge, pues, encontrar nuevas caras y una buena dosis de liderazgo que restañe la actual herida. Antes de que se haga más profunda.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es