16 de septiembre de 2019, 6:05:02
Opinion


RAJOY PONE EN MARCHA LOS PRESUPUESTOS POSIBLES

Luis María ANSON


A nadie le pueden gustar unos Presupuestos restrictivos. Pero el despilfarro del Gobierno Zapatero, que acentuó la crisis, no dejaba otro camino expedito que la austeridad y el recorte. Montoro ha soportado entre sollozos el aluvión de críticas contra él desencadenadas en el Congreso de los Diputados. Si hay que cumplir con la exigencia europea de que el déficit se reduzca en el próximo años hasta el 4’5%, la realidad restrictiva debe imponerse sobre cualquier otra consideración. No existen fórmulas mágicas para resolver sin recortes el derroche de la etapa zapátetica.
De lo que se trata ahora es de mejorar durante el debate parlamentario algunos aspectos del Presupuesto. Tal vez no sería mala idea disminuir el castigo excesivo impuesto al mundo de la cultura porque España es una de las cuatro grandes potencias culturales del mundo.
Mariano Rajoy respira ahora por el pulmón de Galicia. Las maniobras del PSOE para reventar la mayoría absoluta del PP en la Comunidad gallega y exigir a continuación la dimisión del presidente del Gobierno y la convocatoria de nuevas elecciones generales han fracasado estrepitosamente. La gente sabe que Rajoy ha cometido errores, que las medidas restrictivas resultan muy dolorosas pero que es necesario dar un margen de tiempo para comprobar si se enderezan o no las cosas. Y en eso estamos. En un compás de espera hasta que se confirme que los horizontes emborrascados se despejan, si es que la irresponsabilidad de los sindicatos no lo echan todo a rodar.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es