26 de enero de 2020, 20:20:58
Entrevistas

ESCRITOR Y PERIODISTA


Alfonso Ussía: "Rajoy no ha dado la cara en momentos fundamentales"


Durante la presentación de su último libro, el escritor y periodista Alfonso Ussía ha repasado en una entrevista con Efe la situación social, cultural y política de España y ha reconocido que esperaba "mucho más" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de quien considera que "se ha escondido" y "no ha dado la cara en momentos fundamentales.


El escritor y periodista Alfonso Ussía repasa la situación social, cultural y política de España al publicar su última entrega de las aventuras del marqués de Sotoancho "Safari" y señala que se esperaba "mucho más" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "sobre todo en su forma de comunicar".

"A estas alturas, no sé si Rajoy merece críticas o elogios por su política, pero por lo que sí merece críticas es por su actitud. Se ha escondido. No ha dado la cara en momentos fundamentales", señala Ussía en entrevista con Efe, que hoy presenta en Sevilla su nuevo libro, editado por Planeta.

En opinión de Ussía "el gran acierto de quien dirige algo es saber rodearse de gente inteligente" y, en este sentido, pone de ejemplo al legendario presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu.

"Bernabéu -apunta Ussía- decía siempre que sus grandes fichajes eran aquellos que le habían rodeado y que eran más inteligentes que él; gente como Raimundo Saporta, Muñoz Lusarreta, etc", que conformaron una estructura de trabajo muy eficaz de la que él solo era la imagen, la cara visible.

Sin embargo, sostiene el escritor y periodista, el problema sobreviene cuando el dirigente no se rodea de gente brillante y, en este sentido, pone como ejemplo al anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de quien dice que fue "el político más nefasto que ha tenido España en los últimos 200 años". En cualquier caso, asegura que él "ni come, ni cena, ni se toma una copa con políticos".

Ussía se muestra preocupado con respecto al proyecto soberanista impulsado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y en este sentido comenta que "se está llegando en Cataluña a un nivel de aldeanismo y estupidez" que le abruma. "De ser la zona más europea de España, se ha convertido en una aldea", precisa.

"Vamos a ver cómo reacciona la clase media de Cataluña ante el desafecto que están generando sus políticos" en el resto de España, subraya Ussía. "Hay un exceso de complejo de inferioridad de eso que se podría llamar 'españolismo' o 'constitucionalismo' con respecto a los nacionalismos", afirma el escritor.

Pese al mal ambiente actual y al desasosiego creciente, Ussía quiere mostrarse optimista dentro de lo que cabe: "Confío mucho en España, aunque no confío en el Estado. España es una nación compactada" desde hace más de cinco siglos.

Hay actitudes en la sociedad actual que causan un notable desasosiego a Ussía: "la mala educación -siempre-; la violencia, incluso la violencia verbal, la grosería". Y, dice, "hay señores que ganan un dineral a base de gritar".

También hace una crítica sobre el tono y el contenido de ciertos programas de televisión y se pregunta: "¿Cómo puede un ser humano presentarse en sociedad, contando lo más ínfimo de su existencia?".

En lo tocante al humor y la literatura humorística en España, Ussía es un tanto crítico, pues, en su opinión, "somos de humor negro, áspero, más de carcajada que de sonrisa"; no se ha valorado el humor en toda su dimensión literaria, porque "los pedantes, que los ha habido siempre en España, lo han arrinconado."

"España es un país áspero" y, en consecuencia, "el humor en España es muy relativo", sostiene Ussía, quien se considera muy influido por el escritor británico Pelham Grenville Wodehouse, uno de los grandes de la literatura humorística y cuya serie de novelas sobre el mayordomo Jeeves es uno de los clásicos de este género.

En esta última entrega, el aristócrata, un perfecto vividor riquísimo que no ha dado ni golpe en su vida,se va de safari a África y mata animales salvajes sin despeinarse mientras se come una latita de anchoas de Santoña, o una loncha de jamón de Jabugo, o da cuenta de una paella en plena sabana a la espera de la embestida de un rinoceronte.

"Sotoancho es políticamente incorrecto y es que yo creo que hay que luchar contra lo políticamente correcto", sostiene Ussía, quien afirma que "el mundo occidental ha llegado a tal nivel de corrección política, que ha perdido el norte".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es